+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

NUEVAS RESTRICCIONES

El control de aforos se endurecen en Mérida y vuelve a Cáceres y Badajoz

El Consejo de Gobierno decreta el aislamiento perimetral de Zarza de Granadilla y levanta el de las zonas de salud de Hoyos y Villanueva de la Vera

 

Rocío Entonado / Marian Rosado
30/10/2020

Extremadura no se cierra, pero la Consejería de Sanidad endurece los controles de aforo en Mérida y los decreta de nuevo en Cáceres y Badajoz para contener los contagios de coronavirus. Son las principales restricciones que ha aprobado el Consejo de Gobierno extraordinario de este viernes, donde se han acordado medidas que afectarán a casi 350.000 extremeños de 10 municipios. Además de las ciudades, también se endurecen las medidas de control de aforos en Jerez de los Caballeros y Olivenza (medidas similares a fase 1) y se decreta el aislamiento de Zarza de Granadilla. Asimismo, se prorrogan las restricciones de Fuente de Cantos (14 días), Hornachos (7) y Villanueva del Fresno (14 días más con control de aforos pero sin cierre perimetral), y a partir de mañana decaen las que estaban vigentes en los pueblos de las zonas de salud de Hoyos y Villanueva de la Vera.

Con una incidencia de 829 casos por cien mil habitantes y un 19% de las PCR positivas, para la capital autonómica se ha decretado una limitación de aforos similar a la de la fase 1, que es la que actualmente está vigente en Almendralejo: entre el 25% y el 30% en espacios públicos (en ningún caso podrán superar el 50%), un máximo de 10 personas en los velatorios y entierros, cultos al 25%, un máximo de 15 personas en bautizos y comuniones, y autorización de Sanidad para cualquier evento que se celebre en la ciudad. En el caso de Cáceres y Badajoz las medidas serán similares a la fase dos, las que ya tuvieron vigentes hace unas semanas: bares y tiendas al 40%, terrazas y veladores al 50% y prohibición de consumir en la barra. La capital cacereña presenta en estos momentos una incidencia de 415 casos por cien mil habitantes a 14 días y una tasa de positividad del 15% en las PCR. En el caso de Badajoz, la incidencia a 14 días es de 368 casos y el 17% de las PCR da resultado positivo.

Incidencia y datos en la región

Pese a que la comunidad alcanzó un pico epidémico el pasado 25 de septiembre, Vergeles ha señalado que la pandemia se encuentra nuevamente en una fase “ascendente” que si bien crece a un menor ritmo que en el conjunto del país, ha hecho igualmente que Extremadura empeore sus indicadores. Así, la región se sitúa en estos momentos como la novena comunidad autónoma en incidencia del virus, con 488 casos por cada 100 mil habitantes en 14 días (muy cerca del umbral de 500, que ya obligaría a tomar medidas más allá del control de aforos) y de 270 por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días.

La región también está por encima de la media en tasa de positividad (15%), a pesar de que en la última jornada el porcentaje ha disminuido hasta el 11%. En cuanto a las camas covid ocupadas, Extremadura tiene un porcentaje del 10,16%, por debajo del 14,17% que registra el conjunto de España. En el caso de las UCI la cifra sube hasta el 16%, pero también se mantiene por debajo de la media nacional (25%). Preocupan sobre todo los hospitales de Mérida y Badajoz, pero según Vergeles la presión asistencial es “soportable” y la región aún tiene capacidad de respuesta con la activación de los planes de contingencia.