Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EDUCACIÓN

Las cooperativas de enseñanza, la alternativa en la concertada

PABLO CARO (EFE) MÉRIDA
01/05/2018

 

Trece centros forman parte en Extremadura de la Unión de Cooperativas de Enseñanza de Trabajo Asociado (Ucetaex), que presentan como credencial una gestión alternativa en la educación concertada, una opción que defienden ante las críticas «porque no somos la peste ni los culpables de todos los males». Así se expresa, en declaraciones a Efe, el presidente de Ucetaex, José Cuesta, que defiende el servicio complementario «que no suplementario» que los centros concertados prestan, para cuyos alumnos reclama «lo mismo que para los de los públicos, ni más ni menos», tanto en becas, como en ayudas y profesionales para atender necesidades especiales.

En la actualidad están agrupadas en esta asociación seis cooperativas de la provincia de Badajoz, tres ubicadas en Mérida y una en Montemolín, Llerena y Almendralejo, y siete en la cacereña, cinco de ellas en la ciudad de Cáceres, una en Trujillo y otra en Plasencia. Estos centros tienen concertados 242 unidades, con unos 5.000 alumnos y casi 400 profesores. Según explica José Cuesta, la principal característica en la gestión de la educación por parte de estas cooperativas de trabajo asociado es que cada puesto de trabajo que se crea es un socio y no puede haber más socios que puestos de profesor haya en el centro. «Son de trabajo asociado porque generamos nuestro propio puesto de trabajo», afirma Cuesta, que tiene claro que montar una cooperativa de enseñanza en Extremadura no es rentable económicamente «y quien quiera crearla para sacar beneficio, que se olvide porque es inviable».

El origen de la mayoría de las cooperativas se remonta a comienzos de los años 80 del pasado siglo, cuando no había en muchos municipios plazas escolares públicas suficientes para atender la demanda, lo que propició convenios con el Ministerio de Educación, que en esos momentos tenía las competencias. En cuanto a las carencias, Cuesta señala la falta de fondos para los gastos de funcionamiento o de profesores específicos como los de Pedagogía Terapéutica o Audición y Lenguaje, que deben atender a los alumnos con necesidades especiales.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.