Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

trujillo fue la localidad más lluviosa

Daños puntuales en algunas zonas de la región durante la alerta por tormentas

El agua anegó calles en puntos del sur como Quintana de la Serena o Entrín Bajo. Un aguacero llena de ‘chapapote’ la piscina de Garganta la Olla y afecta al abastecimiento

Rocio Cantero Rocio Cantero
28/08/2019

 

Jornada para contabilizar daños y planificar actuaciones en algunos puntos de la región. Aunque la alerta amarilla por tormentas que permaneció activa hasta la mañana de ayer en Extremadura no ha provocado daños generalizados ni cuantiosos, sí que se han registrado problemas puntuales por precipitaciones intensas de lluvia y granizo en localidades como Garganta la Olla (en el norte de Cáceres) y en localidades del sur de la región como Quintana de la Serena o Entrín Bajo.

«Estamos buscando alternativa para solucionar el problema de abastecimiento porque va a durar varios días», decía ayer el alcalde de Garganta la Olla, Antonio Muñoz, sobre la situación que ha ocasionado en el municipio la tromba que descargó en lo alto de la sierra en torno a las 16.30 horas del lunes. El agua arrastró los restos de ceniza del incendio que se registró en la zona a finales de julio y bajó por la garganta «como un chapapote negro» que ayer se amontonaba también en las orillas de la zona de baño y que ha afectado al depósito de abastecimiento. «Hemos tenido que cortar la entrada de agua en el depósito y estamos intentando coger el agua de otros puntos para poder mantener el abastecimiento», señalaba ayer por la mañana. De momento, además de dar por terminada la temporada de baños en su paraje natural, han informado a los vecinos de la situación y se ha prohibido el riego para mantener el abastecimiento de agua en la población hasta que se resuelva la situación, para lo que han pedido también ayuda a la Diputación de Cáceres.

«Este tipo de precipitación tormentosa tiene un carácter muy local, por lo que depende mucho de dónde se mida. Puede llover en unas zonas y en otras muy próximas no cae una gota», señala el responsable de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Extremadura, Marcelino Múñez. En Garganta la Olla, de hecho, según los datos de la Aemet cayeron el lunes 3,6 litros, con picos de seis litros por metro cuadrado. Trujillo fue la localidad más lluviosa de Extremadura con un total de 31,5 litros y un pico a las 17.10 horas de 69 litros por metro cuadrado.

Las precipitaciones se produjeron debido a una gran inestabilidad que afectó a toda la península y especialmente a las comunidad de Madrid, Castilla-León, o Castilla-La Mancha, donde los daños han sido importantes. Durante el lunes se produjeron en Extremadura chubascos y tormentas localmente fuertes, que también afectaron a otros municipios de la provincia de Badajoz, donde el agua y el barro anegaron calles en localidades como Quintana de la Serena o Entrín Bajo. En esta última localidad, se han registrado daños en algunos cultivos de viñas y olivares próximos al pueblo, tras la tormenta que descargó durante media hora en las inmediaciones de la localidad. El agua corrió por las calles y arrastró restos de piedras y ramas de por la plaza del pueblo, donde se llegaron a acumular más de 20 centímetros de barro, según informaron ayer desde el ayuntamiento.

Las noticias más...