+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

El 7 de agosto en Coria

Deporte, turismo y naturaleza se dan la mano en el IX descenso del río Alagón

 

Imagen de 2015 del descenso del río Alagón. -

EFE
14/06/2016

Cientos de palistas se darán cita el 7 de agosto en Coria (Cáceres) para participar en el noveno descenso del río Alagón "Puente de la Macarrona-Coria", un evento que aúna deporte, turismo y naturaleza, y que es ya una cita fija en el verano cacereño.

Enmarcada en el Circuito de Aguas Dulces de Extremadura, se trata de una actividad física de duración media, unas 4,5 horas aproximadamente, y dificultad media-baja, con un recorrido de 18,8 kilómetros.

Este descenso, novedoso en la provincia e incluso en la región, puesto que son escasos los descensos que se organizan a nivel popular, carece de carácter competitivo por lo que se prohíbe entablar competiciones entre los palistas ya que la actividad está catalogada como lúdico-recreativa de turismo activo.

Se trata de realizar un descenso por uno de los tramos del río Alagón con embarcaciones sin motor, mediante canoas, piraguas o kayaks, y con la finalidad de realzar el entorno y los recursos naturales, promocionar el turismo activo de la ciudad cauriense, además de sensibilizar sobre su cuidado y existencia entre todos los participantes.

Aunque no es necesario tener una forma física especial, sí conviene estar mentalizado de que hay que remar, ya que existen una serie de rápidos a lo largo del recorrido que son fáciles, pero requieren la participación activa de los palistas, según ha explicado la organización por medio de un comunicado.

El descenso, que dará comienzo a las 8 de la mañana, transcurre por el cauce del río Alagón siendo su inicio desde el mismo puente de la Macarrona (Riolobos), ubicado en la carretera que une las localidades de El Batán y Holguera, hasta la localidad de Coria, a la altura del puente Nuevo.

Esta prueba se ha consolidado como una prueba de referencia en el mundo del piragüismo, en la que año a año son más los palistas de Extremadura y fuera de ella los que se suman a este descenso, no en vano, en 2015 participaron en esta actividad más de 800 personas.