+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA ACTIVIDAD LABORAL EN LA PANDEMIA

El desafío de la vuelta al trabajo

La recuperación de la actividad en muchos sectores coincide con el incremento de los contagios. Las empresas defienden el esfuerzo para garantizar la seguridad y los sindicatos dudan en algunos sectores

 

Vallas para marcar el acceso por el almacén. - Silvia S.F

Rocio Cantero
27/09/2020

Septiembre marca tradicionalmente la vuelta a la actividad tras el parón estival que deja a las empresas a medio gas con el rompecabezas de las vacaciones en las plantillas. Este año no es una excepción, aunque sí sean excepcionales las condiciones, en medio de una pandemia que impregna cada esfera de la ‘nueva normalidad’ que sucedió al confinamiento. La vuelta al trabajo ha llegado este año acompañada de medidas de seguridad, protocolos, acciones y cambios de todo tipo en el seno de las empresas para hacer compatible la seguridad y la actividad económica. Mientras tanto, la curva de contagios marca de nuevo una línea ascendente desde finales de agoto que sitúa en el punto de mira la eficacia de todas las medidas implementadas en los centros de trabajo ¿Están preparadas las empresas para resistir?

Patronal y sindicatos coinciden en que la mayoría de las empresas sí lo están. Y en la patronal defienden además que la actuación de la mayoría de los centros de trabajo en los que se ha producido algún caso «ha sido ejemplar», en palabras de Francisco Javier Peinado. Desde la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex) defienden además el trabajo de asesoramiento que han estado llevando a cabo desde el gabinete de prevención del colectivo para ofrecer todo el apoyo necesario a las empresas publicando circulares y resolviendo dudas y consultas al respecto.

«Las empresas se han adaptado mucho mejor que la administración con la ‘vuelta al cole’», defiende Peinado. Entre las medidas más extendidas que se están aplicando en la mayoría de centros de trabajo, están las salidas y entradas escalonadas, el distanciamiento entre puestos de trabajo, mascarillas o mamparas. «La mejor prueba de la efectividad de las medidas es que un caso en un centro de trabajo normalmente no deriva en un brote», recuerda Peinado.

Los sindicatos reconocen que en general los trabajadores están encontrando las medidas de seguridad adecuadas, aunque se muestran críticos con la actividad en algunos sectores como la hostelería, el campo o la construcción. Piden por ello que en aquellos casos en los que no se respeta la normativa de salud laboral actúe la Inspección de Trabajo.

«La responsabilidad individual es importante, pero las empresas tienen que proporcionar los medios necesarios. Y si no lo hacen, tiene que actuar la inspección», reivindica Alberto Franco, secretario de Acción Sindical de UGT. «Parece mentira que hoy haya empresarios que aún no entiendan que la inversión en seguridad de los trabajadores es un bien para la empresa», reivindica. Y alude a algunos casos que han llegado a los representantes sindicales en los que se les reclamaba a los trabajadores que lavaran la mascarilla quirúrgica (son de un solo uso y con una duración máxima de 4 horas) que les habían proporcionado en el centro de trabajo para extender su uso. «Ante esas actuaciones debe intervenir la autoridad competente», reclama.

«Los incumplimientos no son generalizados, por lo que he podido ver en distintos sectores», señala Francisco Morcillo, secretario de Política Institucional de UGT en Extremadura, que recuerda la resposabilidad de todos en la gestión de la pandemia: «tenemos que ser conscientes de que es importante que se cumplan las medidas de seguridad en los centros de trabajo porque es fundamental para evitar propague la enfermedad».

Nueva realidad

Las empresas de prevención llevan todo el año trabajando a destajo para adaptar los protocolos de las empresas a las circunstancias actuales y a las condiciones de cada una. La normativa indica que el protocolo tiene que recoger las características de cada puesto de trabajo y las medidas preventivas que la empresa tiene que poner en marcha para garantizar la seguridad del trabajador en todo momento.

«Se ve inmediatamente cuando una empresa trata de ‘cubrir el expediente’ y cuando está realmente preocupada por garantizar la seguridad en su centro de trabajo», reconoce Ismael Torres, experto del servicio de prevención de Quirón. Pero asegura que en general la mayoría de las empresas están cumpliendo con los protocolos esenciales y los trabajadores están asumiendo también su responsabilidad en aquellas cuestiones que les atañen como la distancia de seguridad, la higiene de manos o el uso de la mascarilla: «los contagios no se están produciendo en el puesto de trabajo, sino en el momento de relax con el café, al comer...» recuerda.