+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

datos del banco de españa y el ministerio de hacienda

La deuda pública suma 221 millones más en 2018 y alcanza ya los 4.622

Por primera vez en la legislatura, la región no sobrepasa el déficit y cierra con equilibrio. Blanco-Morales destaca que se han cumplido los objetivos sin aplicar recortes

 

La vicepresidenta y consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN region@extremadura.elperiodico.com MÉRIDA
30/03/2019

Cero déficit pero más deuda en las arcas autonómicas. Extremadura ha cerrado el 2018 con una deuda de 4.622 millones de euros, de forma que esta se sitúa ya en el 24% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, según los datos publicados ayer por el Banco de España. Al mismo tiempo, la región ha logrado cerrar el ejercicio en equilibrio presupuestario al pasar de un déficit del 0,91% del PIB en 2017 al 0% en 2018. Esto supone que por primera vez en esta legislatura, se logran cumplir los dos objetivos.

Respecto a la deuda, cabe destacar que el año pasado aumentó en 221 millones, lo que ha supuesto alcanzar los 4.622 millones. Son tres décimas más que en 2017, un aumento que según destacó la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco Morales, no ha impedido que la Junta cumpla el objetivo marcado.

Además, el Ejecutivo también destacó que la deuda por habitante, en los 4.311,50 euros, se sitúa «muy por debajo» de la media de las regiones, que asciende en su conjunto a los 6.300,15 millones de euros, según datos del Banco de España. A preguntas de los medios, Blanco-Morales reiteró ayer el compromiso del Ejecutivo regional con los objetivos de estabilidad. Señaló que la Junta «cumple» y que lo hace además con recursos a los instrumentos del Fondo de Liquidez Autonómico, lo que significa que «el principal acreedor es el Estado».

GESTIÓN EFICIENTE / La titular de Hacienda espera que ese cumplimiento «siga siendo así en el futuro», al menos hasta que se disponga de un sistema de financiación autonómica justo. Cuestionada por los medios, Blanco-Morales indicó que el balance de la legislatura es «de cumplimiento, sin recortes, recuperando derechos de los ciudadanos, ordenando procedimientos, mejorando políticas y con una gestión eficiente», informa Efe.

Por lo que respecta al conjunto de las Administraciones Públicas, cabe destacar que la deuda aumentó 29.563 millones de euros durante 2018, hasta alcanzar los 1.173.988 millones. Esta cifra equivale al 97,2% del PIB, tasa que se ha reducido en nueve décimas respecto a 2017. A pesar de que en términos absolutos el pasado año la deuda fue mayor que la de 2017, el porcentaje con respecto al PIB disminuyó como consecuencia del crecimiento económico.

La mayor parte de la deuda la acumuló la administración central, con 1.048.153 millones de euros (el 86,7% del PIB), en tanto que la Seguridad Social sumó 41.194 millones (3,4% del PIB); las comunidades autónomas, 293.128 millones (24,3% del PIB); y las corporaciones locales, 25.781 millones (2,1% del PIB).

En cuanto al déficit,cabe destacar que según los datos que ayer por la tarde hizo públicos el Ministerio de Hacienda, Extremadura también cumple los objetivos por primera vez en esta legislatura. De hecho, la región cierra el 2018 con sus cuentas públicas en equilibrio al pasar de un déficit del 0,91% del PIB en 2017 al 0% en el ejercicio de 2018. Esto supone, por tanto, que las cuentas públicas no presentan ni déficit ni superávit.

En relación al déficit, Blanco-Morales reiteró que el compromiso de la Junta era acercarse al cumplimiento a medida que avanzaba la legislatura, y en ese sentido destacó que se ha pasado de los 491 millones de 2015 a la situación actual. La Comunidad Valenciana y Murcia han sido las únicas autonomías que cerraron 2018 con déficit, ya que las otras 14 sí han cumplido, cinco de ellas con superávit (Asturias, Canarias, Galicia, Navarra y el País Vasco).