+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PREVISIONES DE LA FUNDACIÓN DE LAS CAJAS DE AHORROS PARA LA REGIÓN

La economía extremeña crecerá un 2,5% durante este año y el próximo

Gracias al sector servicios y, en menor medida, a la industria

 

REDACCIÓN
26/10/2016

La economía extremeña crecerá en 2016 un 2,5% apoyada sobre todo en los servicios y, en menor medida, en la industria, un porcentaje similar previsto para 2017, en un contexto en el que la mejora del sector industrial se verá contrarrestada por el deterioro de la construcción, informa EFE.

Según las previsiones económicas para las comunidades autónomas 2016-2017 de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), el Producto Interior (PIB) per Cápita aumentará en el 2016 menos que la media este año por el escaso crecimiento económico, aunque en 2017 lo hará por encima por un crecimiento mayor que la media y un descenso demográfico también superior a la media. En cuanto al empleo, en términos de Encuesta de Población Activa (EPA), aumentará un 1,3% en el 2016 y un 1,4% en el 2017.

Ese descenso del desempleo será en parte mitigado por el incremento de la población activa, de modo que la tasa de paro se situará en el 28,2% este año y el 27,4% el año próximo.

En España, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana, Galicia, Madrid y País Vasco serán las regiones que crecerán por encima de la media del 3,1% este año, seguidas de regiones como Aragón o Navarra.

La mayoría también superará la media el próximo año, según ha pronosticó Funcas, que añade que en estos dos años en los que se prevé una desaceleración para el conjunto del país, que ya se ha empezado a notar en algunos indicadores de demanda, producción y empleo, estas comunidades resultarán especialmente beneficiadas por el turismo o la diversificación de su estructura productiva.

MENOS DINÁMICAS / Por contra, las comunidades menos dinámicas serán Asturias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura, ya que por su ubicación estas regiones, relativamente rurales o con tejido empresarial especialmente castigado por la crisis, no consiguen aprovechar el auge exportador, además de que tienden a perder población. En términos de PIB per cápita, las desigualdades territoriales se mantendrán en 2016-2017 y la distancia respecto a la media entre las comunidades más ricas y las más pobres apenas variará. H