+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

El texto está en vigor desde 2007 y contempla medidas de prevención e intervención

Educación actualizará el protocolo de acoso en las aulas extremeñas tras 10 años en vigor

La Junta ha iniciado la revisión del documento mientras evalúa la información remitida por los centros escolares. Todos los colegios e institutos están acogidos aunque algunos cuentan además con reglamentos propios

 

Rrecreación de una posible situación de acoso en el patio de un centro escolar. - Foto: ARCHIVO

Rocio Cantero Rocio Cantero
26/07/2016

Una década. Un largo periodo de tiempo para un problema como el acoso escolar que, lejos de desaparecer, está cada vez más presente y cambia constantemente. El Plan Regional de Convivencia Escolar arrancó en Extremadura en el año 2007 y desde hace unas semanas se ha puesto en marcha la revisión de su articulado para actualizarlo y para adaptar las medidas a las necesidades actuales de la comunidad educativa, con el fin de ofrecer soluciones a los alumnos que se sienten hostigados por compañeros y también a aquellos que son responsables de ese tipo de conductas. Aún no hay cifras del último curso, porque la Administración regional está ahora procesando los datos remitidos por todos los centros escolares de la región, pero ya hay una realidad a la que hacen referencia expertos en la atención al acoso escolar y es que el problema comienza a verse con más frecuencia en niños de corta edad. En el curso 2014-2015 se pusieron en conocimiento de la Junta un total de 150 posibles casos de acoso escolar, de los que 87 estaban relacionados con un problema real de acoso o violencia en cualquiera de sus formas, mientras que 18 de ellos fueron cibernéticos.

La consejería no concreta aún el alcance de los cambios porque la evaluación del texto acaba de comenzar, pero sí que como consecuencia del proceso en marcha el protocolo incorporará "nuevas actuaciones" frente el acoso.

INTERVENCION El Plan Regional de Convivencia es el protocolo marco por el que se rigen todos los centros educativos (públicos y concertados) acogidos, e independientemente de que algunos puedan tener incluso normas internas propias para resolver estos casos. El protocolo incluye medidas de prevención e intervención y en cuanto a las intervenciones preventivas destacan campañas informativas --Si te molestan, no calles , cuyo objetivo es sensibilizar e informar a toda la comunidad educativa sobre distintos aspectos relacionados con el fenómeno bullying--, así como instrucciones a los centros con medidas orientativas sobre el uso de móviles o una guía para el buen uso educativo de las nuevas tecnologías, que dedica un apartado importante al problema del ciberbullying, dado que la tecnologías abre "una nueva vía para que los acosadores actúen", recoge.

En cuanto a las medidas de intervención, contempla herramientas prácticas para detectar e intervenir en la resolución de conflictos, incluyendo un protocolo de intervención rápida en casos de conflictos graves. La Junta destaca que, según los ultimos datos disponibles, en más del 80% de los casos estas medidas tuvieron resultados "muy positivos" y solo en un 10% de los casos "no se obtuvieron resultados satisfactorios" y la situación se resolvió mediante expedientes disciplinarios o cambios de centros o bien desembocaron en una denuncia judicial.

años", subraya sobre las situaciones que han afrontado en las intervenciones que llevan a cabo ante un caso de acoso, bien en el propio centro o de forma individual a petición de los padres.

"Es muy típico oír que esto ha pasado siempre. Sí ha pasado, pero ya hay conciencia del problema y de su alcance, y de que ningún niño tiene derecho a mofarse de otro", afirma Guadalupe que señala como un elemento diferenciador que ahora cuando a un padre le llega un caso así "ya no piensa que es algo baladí sino un asunto que puede tener consecuencias de futuro para el niño".

La fundación cuenta con distintas estrategias de intervención. Por un lado están los cursos de prevención que implantaron en el 2013 y con los que cada año atienden a una decena de centros: talleres de 18 sesiones semanales en los que se trabaja con todo el grupo. Además llevan a cabo intervenciones de crisis cuando se detecta algún caso. En el próximo curso además se pretende reforzar también la implicación de padres y tutores en la prevención.