+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ayer Se celebró en mérida una jornada conmemorativa de este día internacional

España aboga por combatir «el techo de cristal» de la mujer en la ciencia

«Extremadura tiene que ser partícipe de las transformaciones científicas», afirma

 

El consejero de Economía y el rector de la UEx, entre otros responsables, con un grupo de universitarios, ayer. - UEX

REDACCIÓN / EFE region@extremadura.elperiodico.com CÁCERES / MÉRIDA
19/02/2020

El consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, aboga por combatir «el techo de cristal» al que se enfrentan las mujeres en el campo de la ciencia. Así se pronunció ayer en Mérida en la jornada conmemorativa del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, cuyo objetivo es visibilizar la participación de las mujeres en las carreras de ciencias y tecnológicas y despertar la vocación temprana en la investigación y las ciencias.

Al acto también asistieron el secretario general de Ciencia, Tecnología, Innovación y Universidad, Jesús Alonso; la directora general del Instituto de la Mujer (Imex), Beatriz Muñoz; el rector de la Universidad, Antonio Hidalgo, y la directora de Cicytex, Carmen González. El consejero destacó la importancia de este tipo de iniciativas para promocionar la cultura científica y explicó que desde la Junta de Extremadura «se combate el techo de cristal al que se enfrentan las mujeres en la ciencia».

Asimismo, señaló que, según el último informe Científicas en Cifras, «la mujer en el ámbito científico disminuye al subir en la escala profesional, hecho que ocurre tanto en la universidad como en los organismos públicos de investigación».

El consejero subrayó que el Gobierno regional es consciente de que el progreso socioeconómico y el bienestar de nuestros ciudadanos dependerán en gran medida del conocimiento generado por la ciencia y la innovación «y que en ese escenario el papel de la mujer es imprescindible». «Extremadura tiene que ser partícipe y motor de las transformaciones científicas y tecnológicas que afectan a los extremeños, desde la revolución digital y la inteligencia artificial a los avances en biomedicina», dijo. Asimismo, abogó por trabajar para acercar la ciencia a la sociedad, fomentar y despertar más vocaciones científicas entre los jóvenes y romper el desequilibrio de género que actualmente existe en estas disciplinas.