+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Sistema de computación de IBM especializado en inteligencia artificial

La extremeña Computaex adquiere un superordenador para investigadores

 

Imagen del supercomputador. - Computaex

EFE
03/12/2019

La Fundación Computación y tecnologías Avanzadas de Extremadura (Computaex) ha adquirido un avanzado sistema de computación de IBM especializado en inteligencia artificial, que ayudará a que científicos de todo el mundo puedan acelerar sus investigaciones.

Según ha informado este martes la tecnológica estadounidense, el superordenador adquirido replica la arquitectura de las supercomputadoras Summit y Sierra, consideradas de las más potentes del mundo y construidas por IBM para el Departamento de Energía de Estados Unidos.

De esta compra se beneficiará el Centro Extremeño de Investigación, Innovación Tecnológica y Supercomputación (CénitS), propiedad de la Fundación Computaex y que en la actualidad trabaja en proyectos vinculados con la agricultura y la ganadería de precisión, la genética, la eficiencia energética, el cambio climático o el diseño de químicos menos contaminantes.

El superordenador permite manejar infinidad de datos que ayudarán a la toma de decisiones para mejorar la calidad de los productos, ampliar la productividad de las explotaciones y encontrar la eficiencia en la comercialización, que darán un gran impulso a proyectos de CénitS como CultivData, según ha detallado IBM.

Otro de los proyectos que se beneficiará del superordenador será el que lleva a cabo el Grupo Aire que analiza cómo se ha comportado el clima en las últimas décadas para realizar simulaciones del futuro, para lo que la capacidad de almacenamiento de datos y la rapidez de cálculo de la supercomputación son fundamentales.

Además, este sistema ayudará con la implantación de la "química verde" o "química sostenible" que consiste en diseñar procesos químicos lo menos contaminantes posible, al ahorrar mucho tiempo de laboratorio a los científicos a la hora de probar si sus hipótesis son ciertas.