+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DECRETADO EL SECRETO DEL SUMARIO POR EL JUZGADO DE MERIDA

Hallan el cadáver de una joven flotando junto a la presa pacense de Alange

De entre 15 y 25 años, presentaba un corte en la cara y un golpe en la cabeza. Se desconoce su identidad, en principio se cree que es de etnia gitana

 

Ejercicio del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas en Alange. - Foto: ARCHIVO

REDACCION
08/01/2016

Una llamada de teléfono al centro de emergencias del 112 alertó ayer por la mañana de la presencia de un cuerpo humano flotando junto a la presa del pantano de Alange. Un pescador que transitaba por la zona avistó a una persona que no se movía y parecía ahogada. Efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil fueron movilizados a partir de las 11:15 horas y se trasladaron al citado embalse provistos de equipos de buceo y una lancha zodiac, descubriendo el cuerpo sin vida de una mujer joven que no llevaba identificación y se hallaba flotando junto a la presa, en la orilla.

Por el momento se desconoce la identidad de la joven, así como la causa de su muerte. Fuentes de la investigación señalan que se trata de un chica de entre 15 y 25 años, en principio de etnia gitana, posiblemente rumana, que llevaba muerta poco tiempo dada la situación del cadáver, sin estado de descomposición avanzado.

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción de Mérida, que lleva el caso, decretó el secreto del sumario a la vez que ordenó el levantamiento del cadáver, dándole traslado al instituto de Medicina Legal de Badajoz a fin de practicarle la correspondiente autopsia.

 

ARCHIVOS La Guardia Civil ha comparado los datos de la fallecida con los archivos de personas cuya desaparición haya sido denunciada, no solo en la zona, sino en toda España, no habiendo localizado la identidad de la joven hasta el cierre de la edición de ayer. Según las fuentes consultadas, la chica, que estaba completamente vestida, presentaba una herida en la cara y un golpe en la zona occipital, también con herida abierta. No se descarta ninguna hipótesis por el momento y desde la Delegación del Gobierno en Extremadura no se ofrecieron ayer datos oficiales al respecto.

Según el alcalde de Alange, Juan Pulido, que también se personó en el embalse, la joven no era residente de la localidad ni tampoco de los municipios aledaños. El caso provocó al principio un gran revuelo en el pueblo al considerarse la posibilidad de que fuera una muerte violenta, pero ya por la tarde se respiró tranquilidad cuando se constató que el suceso no guarda relación con el municipio ni se descartan otras opciones. De la autopsia se podrá determinar si la chica falleció antes o después de entrar en contacto con el agua y si los golpes recibidos fueron intencionados o accidentales, pues cabe también la posibilidad de una caída al vacío desde la presa.

La investigación pasa por determinar la identidad de la fallecida y a partir de ahí saber qué hacía en este lugar y qué causas la llevaron hasta la muerte en este pantano.