Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BUZOS DE LA GUARDIA CIVIL RECUPERARON EL CADAVER LA NOCHE DEL SABADO. ERA VECINO DE SALVATIERRA DE SANTIAGO, DONDE AYER FUE ENTERRADO

Un hombre fallece ahogado mientras se bañaba en un pantano de abastecimiento

Miguel Angel Corrales, de 44 años, quedó atrapado por el lodo en el fondo de la presa de Santa Marta de Magasca. El guarda del embalse presenció la escena y le advirtió del riesgo, sin éxito: "Ha sido una tremenda imprudencia"

G. MORAL
13/08/2012

 

Miguel Angel Corrales se dio la tarde del sábado el último baño de su vida. Este vecino de Salvatierra de Santiago, de 44 años de edad, perdió la vida minutos después de introducirse en el agua del pantano de Santa Marta de Magasca, que abastece a la localidad y en el que está prohibido el baño. Ocurrió pasadas las seis de la tarde cuando Miguel Angel tras alimentar al ganado de la finca de un compañero de su localidad, ubicada en la zona del pantano, decidió darse un baño que le costó la vida.

"Se quitó la ropa, se metió en el agua y tras dar dos pasos, desapareció", señala el alcalde de Santa Marta, Raúl Gutiérrez. Así se lo explicó el guarda del embalse, que presenció lo ocurrido. Este estaba pescando en una zona próxima e intentó alertar con gritos al bañista para que no se metiera en el agua. Pero no sirvió de nada. Según la Guardia Civil, a Miguel Angel se lo tragó el fango del fondo del embalse, que le impidió salir a flote ni para pedir auxilio.

"Dicen que no sabía nadar, pero era imposible que saliera de allí, se hundió en una zona donde hay por lo menos cuatro metros de lodo. Más adentro puede haber hasta doce o trece metros", cuenta el alcalde, que acudió al lugar de los hechos.

Precisamente por eso, este embalse que abastece de agua a los vecinos de Santa Marta --tiene una capacidad de 0,28 hectómetros cúbicos--, está prohibido al baño. Lo saben los lugareños y así lo indica un cartel junto a las compuertas de la presa, precisa el alcalde. "Nunca ha ocurrido nada porque aquí la gente no se baña, sabe que no está permitido y lo único que se puede hacer en él es pescar porque hay muchas tencas. Ha sido una tremenda imprudencia", señala Gutiérrez. Lo mismo opina la alcaldesa del pueblo del fallecido, Salvatierra de Santiago, a pocos kilómetros del lugar del accidente mortal. Inmaculada Delgado aseguró que ayer era un día triste: "Miguel Angel era una persona joven y conocida por todos".

Tras el aviso del guarda del pantano pasadas las seis de la tarde, se personó en el lugar de los hechos una patrulla de la Guardia Civil y personal del 112, que nada pudieron hacer hasta la llegada de un equipo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Benemérita más de cuatro horas después. El rescate se produjo a las 22.45 horas de la noche. Los buzos encontraron el cuerpo en cinco minutos porque no se había movido del lugar donde le vio por última vez el guarda del embalse, según Gutiérrez. Tras recuperar el cuerpo, el cadáver fue trasladado al Anatómico Forense de Cáceres y ayer por la mañana se le practicó la autopsia, cuyo resultado no ha trascendido.

Miguel Angel nació hace 44 años y vivía en la localidad cacereña de Salvatierra, donde era muy conocido, dado que apenas suma 400 habitantes. Tenía un hijo y trabajaba en la Panificadora Saavedra, de Torre de Santa María, haciendo repartos. Ayer sus familiares y vecinos le dieron el último adiós en una misa funeral que comenzó a las siete en la parroquia de Santiago Apóstol de la localidad. Es la primera víctima por ahogamiento de este verano. El pasado, al menos dos personas perdieron la vida, un hombre de 76 años en la playa de Entrerríos y otros anciano de 80 en el pantano de Orellana tras sufrir un corte de digestión mientras pescaba.

Las noticias más...