+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

desde el alféizar de mi cocina

Huevos fritos con patatas

 

Huevos fritos con patatas -

ANTONIO GÁZQUEZ
24/04/2016

Podríamos decir que un plato de huevos con patatas ha sido uno de las primeras elaboraciones de cocina fusión, puesto que si los huevos han estado en este lado del charco desde que la historia alcanza, las patatas nos vinieron de América. Por tanto, estamos ante un verdadero plato-fusión.

Al margen de esta elucubración gastronómica, que podíamos calificarla de "meramente fútil" más que producto de un trabajo intelectual, se tiene noticias del consumo de huevos fritos desde hace siglos, y podemos decir que una de las primeras citas de los huevos en un texto escrito se encuentra en Lucas 11,11-12 del Nuevo Testamento. Asimismo, en la tumba de Qenamón (XVIII dinastía, Sheik Abd el-Qurria, Tebas) hay referencias de la elaboración de panes con huevos, azufaifo y dátiles melados. Pero el consumo de huevos fritos nos lo dice Averroes en el Libro de las Generalidades de Medicina. Aunque la imagen más internacional de un huevo frito nos lo dio Velázquez con su obra la Vieja friendo huevos.

A lo que íbamos, huevos fritos con patatas. Esta elaboración también tiene su referencia histórica, pues Francisco Núñez de Pineda nos escribe en su obra Cautiverio Feliz que dicha elaboración era el plato que se ofrecía las mujeres a los caciques. Así, Richard Ford , viajero e hispanista inglés, comenta hacia 1600, que era el plato usual de las familias humildes. La verdad que se pude convertir en un verdadero reconfortante alimentario, si además le añadimos un chorizo frito, se convierte en un plato insuperable.

LA COCINA actual lo ha tomado como suyo y nos ofrecen diversas variantes, desde los huevos rotos con patatas, las patatas revolconas, los huevos estrellados con patatas y jamón, huevos con patatas y morcilla, nidos de patatas con huevos y jamón, etcétera. Es un plato tan versátil que estimula la imaginación y uno puede darle rienda suelta al arte culinario.

En conclusión, un plato de huevos fritos con patatas acompañado de un chorizo al infierno podemos incluirlo dentro de los llamados platos tradicionales españoles a la altura de la paella, la fabada o el cocidito.