+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL FALLECIDO, DE 21 AÑOS, DESAPARECIO AYER EN EL AGUA POR CAUSAS DESCONOCIDAS

Un joven fallece ahogado en el embalse de Proserpina en Mérida

Los sanitarios no pudieron reanimar a Rubén Benítez, del municipio de La Zarza. En el momento del suceso, aún no estaba en funcionamiento el servicio de vigilancia

 

Bañistas en el embalse de Proserpina (Mérida), lugar del fallecimiento del joven de La Zarza. - Foto: EL PERIODICO

Rubén Benítez, de 21 años, en el perfil de Facebook. - Foto: EL PERIODICO

REDACCION
04/07/2016

El joven Rubén Benítez, de 21 años y del municipio pacense de La Zarza, falleció ayer ahogado en el embalse de Proserpina, en Mérida, según informó el Centro de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura. El suceso tuvo lugar pasadas las 15.30 horas cuando el joven nadaba por la zona central del pantano y, por causas que aún se desconocen, desapareció en el agua.

Equipos de rescate subacuático de Cruz Roja, así como los bomberos que se desplazaron hasta el embalse, consiguieron rescatarle tras rastrear la zona, pero los equipos sanitarios que se movilizaron hasta el lugar de los hechos no consiguieron reanimarle, a pesar de las maniobras de recuperación cardiorespiratoria a las que el chico fue sometido. Cabe destacar que cuando ayer se produjeron estos hechos, el servicio de vigilancia y socorrismo que contrata el Ayuntamiento de Mérida para atender y vigilar los baños no estaba aún operativo. De hecho, el chico habría estado nadando antes de que se produjera el incidente en el entorno próximo a la caseta de Cruz Roja, que en esta ocasión no contaba con personal para atender a los visitantes.

Según informaron a este diario fuentes municipales, los servicios sanitarios, bomberos, así como varios agentes de la policía nacional y local, se personaron en el embalse emeritense a los 15 minutos de que el servicio 112 de emergencias extremeño recibiera la llamada alertando de lo sucedido. Los recursos que se desplazaron tras la alerta de que había desaparecido un joven en el agua estuvieron rastreando la zona hasta que finalmente, una media hora más tarde de personarse en el lugar, los bomberos lo localizaron y rescataron del fondo del embalse.

El incidente ocurrido ayer en el embalse emeritense de Proserpina no es un caso aislado en la región, ya que entre los meses de enero y junio cuatro personas han fallecido ahogadas en los espacios acuáticos de Extremadura, el 1,9% del total nacional, que fue de 211 muertos, lo que supone un incremento del 67,5% respecto al mismo periodo del 2015, en el que se produjeron 126 decesos. Según los datos facilitados ayer por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, esos 85 fallecidos más entre los meses de enero y junio en España sitúa la cifra de personas que perdieron la vida por ahogamientos en el nivel de julio de 2015.