Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La Junta oferta 380 plazas en la segunda convocatoria de teletrabajo

CSIF espera que este año haya más demanda tras la experiencia de 2018. La mayoría son para las consejerías de Hacienda, Agricultura y Educación y Empleo

 

La Junta de Extremadura ha lanzado una convocatoria de 380 plazas de teletrabajo, una modalidad que permite a los funcionarios de la Administración General trabajar tres días a la semana desde casa y dos en la oficina manteniendo las mismas retribuciones para avanzar en la conciliación de la vida familiar y laboral. El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer las bases de esta nueva convocatoria, la segunda tras la puesta en marcha de esta medida el año pasado.

Del total de plazas ofertadas, 100 pertenecen a la Consejería de Hacienda y Administración Pública y 85 a la de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio. Otras 68 se reservan para Educación y Empleo (20 de estas pertenecen al Sexpe) y 65 a Sanidad y Servicios Sociales. Para la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes se ofertan 15 plazas. En Movilidad, Transporte y Vivienda y Transición Ecológica y Sostenibilidad, hay 10 en cada caso. Por último, seis puestos de teletrabajo se reservan para Igualdad y Portavocía y cinco para Presidencia.

En 2018 el Ejecutivo ofertó 382 plazas y se presentaron un total de 217 solicitudes, pero finalmente solo 87 empleados obtuvieron la autorización. No obstante, según explicó ayer Juanjo Samino, responsable del área de Administración Pública del sindicato CSIF, se espera para este año un aumento de las solicitudes porque la experiencia del 2018 ha sido muy positiva.

Tanto, que asegura que muchos de los que han probado quieren repetir. «El año pasado era algo desconocido para los trabajadores y estaban a la expectativa, pero estamos muy satisfechos», apunta Samino. Como aspecto negativo, señala que sea el propio empleado el que tenga que aportar todos los medios para trabajar desde casa (un ordenador con sistema operativo Windows 7/10 o equivalente y conexión a internet) y ya han planteado a la Administración cambios en este sentido.

MÁS DE UN AÑO / De acuerdo a la convocatoria publicada ayer, pueden optar al teletrabajo todos los trabajadores de la Administración General, siempre que acumulen más de un año de antigüedad en el puesto y no requiera labores de atención al público. Tampoco podrán optar el personal de dirección y supervisión, los eventuales y cargos de libre designación ni los funcionarios que tengan reconocida la compatibilidad con otro empleo. El teletrabajo será de carácter voluntario y reversible en cualquier momento, aunque la autorización se da en principio para un año completo, pudiendo optar los beneficiarios a dos convocatorias consecutivas. Las mujeres embarazadas y víctimas de violencia de género podrán solicitarlo en cualquier momento.

Solo en el caso de que en un mismo servicio haya más solicitantes que puestos susceptibles de desempeñarse de forma no presencial, la Junta aplicará un baremo para valorar las solicitudes. Para ello se tendrán en cuenta el número de hijos y su edad, que algún miembro de la familia o el propio solicitante tengan discapacidad, la distancia del domicilio al puesto de trabajo o si ya antes se ha acogido a esta modalidad.