+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

SOLICITUD AL GOBIERNO DE LOS ACTIVOS A DISPOSICIÓN DEL ESTADO

La Junta pide los terrenos de la central de Valdecaballeros

La titularidad era de Endesa e Iberdrola, pero ya se les ha compensado por ello

 

Imagen de la protesta en 1990 pidiendo el cierre de Valdecaballeros. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN
25/10/2019

La Junta de Extremadura ha solicitado al Gobierno de España la cesión de los terrenos, emplazamientos e instalaciones de la Central Nuclear de Valdecaballeros, activos que están a disposición del Estado tras cumplirse la compensación a Endesa e Iberdrola, que tenían hasta ahora la titularidad.

Así lo acordó el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, celebrado el pasado martes 22, en base a lo establecido en la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico.

Esta posibilidad se contempla al haber percibido las compañías eléctricas la totalidad de la compensación prevista por la paralización nuclear definitiva establecida en la Ley 40/1994, de 30 de diciembre, de Ordenación del Sistema Eléctrico Nacional.

En virtud de la citada moratoria nuclear, se paralizó la puesta en marcha de las centrales nucleares de Valdecaballeros y Lemóniz (Vizcaya), a cambio de una compensación para resarcir la compra de los terrenos y las inversiones realizadas en su día por estas compañías.

Concluida dicha compensación, los activos de la central nuclear están a disposición del Estado, por lo que se puede iniciar el proceso de cesión a la Comunidad Autónoma, según el Ejecutivo extremeño.

A partir de este momento, la Junta realizará los trámites necesarios establecidos en la legislación del Sector Eléctrico y la cesión definitiva debe formalizarse a través de una Orden del Ministerio para la Transición Ecológica.

Los terrenos ocupan una extensión de 2.500 hectáreas ubicadas en los términos municipales de Valdecaballeros, Castilblanco y Alía. En este espacio, existen infraestructuras viarias y de conducción eléctrica de diversa tipología.

Además, el terreno está atravesado por el arroyo Valdefuentes y el río Guadalupejo, en los que se ubican dos pequeñas presas.

Una vez resueltas las gestiones para la cesión y publicada la Orden Ministerial, en la que se está trabajando conjuntamente por el Ministerio y la Vicepresidencia Primera del Ejecutivo extremeño, los terrenos, emplazamientos e instalaciones de la central nuclear pasarán a formar parte del patrimonio de la Junta.