+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

incremento del 10 por ciento con respecto a la registrada en 2018

Más de 150.000 extremeños se consideran adictos al móvil

 

En imagen unas manos con un móvil. - EL PERIÓDICO

EFE
08/08/2019

Un total de 156.755 extremeños, que representan el 24 por ciento de la población de entre 20 y 64 años, se consideran adictos al móvil, una cifra que supone un incremento del 10 por ciento con respecto a la registrada en 2018.

Estos datos se desprenden de la quinta edición del estudio sobre adicción al móvil, elaborado por el comparador online de productos y servicios Rastreator.com, que analiza el comportamiento de los españoles frente al teléfono móvil.

Seis de cada diez extremeños reconocen que lo primero y último que hacen cada día es mirar su teléfono, y un 17 por ciento asegura estar "pegado" a su móvil durante más de cinco horas diarias.

Asimismo, más de 58.700 extremeños, el 9 por ciento de la población, afirma que no podrían estar más de una hora sin su móvil.

En cuanto al tipo de actividad que se realiza con los "smartphones", el uso más extendido en la comunidad es consultar las redes sociales, en un 22 por ciento de los casos, por encima de realizar llamadas telefónicas, un 19, o la gestión del correo electrónico, en un 15 por ciento de las veces.

Respecto a otras regiones, los andaluces, madrileños y canarios son los que más tiempo invierten en su "smartphone", mientras que vascos, aragoneses y asturianos son los que menos lo usan.

Los resultados del estudio evidencian que existe una dependencia creciente de los dispositivos móviles que, en algunos casos, puede derivar en problemas "graves" como la adicción, ha advertido. Rastreator.com

Por ello, ha realizado una serie de recomendaciones para combatir la dependencia, como establecer períodos específicos para revisar el móvil y momentos y actividades en los que el móvil esté prohibido.

También aconseja conocer las situaciones que desencadenan el comportamiento y hábitos "tóxicos" de las personas, que hacen estar pendientes del móvil, así como controlar la atención.