+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

solicitan recursos a la Junta

Matronas extremeñas piden para mantener la unión madre-bebé en casos de covid

 

Personal sanitario atendiendo el nacimiento de un bebé, en una imagen de archivo - EL PERIÓDICO

EUROPA PRESS
18/02/2021

La Asociación Profesional de Matronas de Extremadura (APMEX) ha solicitado a la Consejería de Sanidad medios y recursos para que se mantenga la unión madre-bebé en los casos de mamás con covid-19.

En nota de prensa, el colectivo insiste en que la evidencia científica "recomienda" mantener al bebé piel con piel con su madre, permitir la cohabitación y favorecer el inicio de la lactancia materna, y critica que "aún así, hay hospitales en Extremadura que no lo aplican".

De este modo, la asociación ha trasladado al consejero de Sanidad, José María Vergeles, la "preocupación" suscitada por la decisión tomada --según indica-- en alguno de los hospitales de la comunidad, como el Virgen del Puerto de Plasencia o el Comarcal de Don Benito-Villanueva de "separar de manera sistemática, o casi sistemática, a los recién nacidos de madres con un resultado positivo en covid-19".

En su escrito APMEX ha incidido en que las recomendaciones realizadas en base a la evidencia actual por el CDC (Center for Disease Control) o el Ministerio de Sanidad (Dirección General de Salud Pública) especifican que en caso de madres covid "sólo es necesaria la separación de la diada madre-bebé en caso de que, alguno de los dos, presente clínica que impida llevar a cabo esta cohabitación de manera segura".

Siendo lo recomendable, según añade, en el resto de los casos, mantener al bebé piel con piel con su madre, permitir la cohabitación y favorecer el inicio de la lactancia materna en aquellas mujeres que desean hacerlo.

La Asociación de Matronas Extremeña ha indicado al consejero además su "preocupación" por que esta separación se produzca de manera "sistemática" o "sin criterio medico justificado", ya que "se asocia con una menor probabilidad de éxito en el inicio de la lactancia materna, alimento idóneo para el recién nacido que a su vez se asocia a disminución de morbi-mortalidad materna e infantil, a la par que se asocia con un aumento del estrés percibido por las mujeres en un momento de máxima vulnerabilidad que, a la larga, puede verse reflejado en un mayor número de problemas de salud mental, como es el caso de la depresión postparto".

Con ello, APMEX ha solicitado que se ayude a los hospitales que se han visto en la "necesidad" de implantar estas medidas "restrictivas", dotándolos de aquellos recursos, humanos, materiales o estructurales que permitan que en la comunidad "todas las mujeres y sus bebés reciban unos cuidados basados en la mejor evidencia disponible, independiente del área de residencia y el hospital en el que les corresponde parir y nacer".