Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Medallas para las infantas

El regalo de una familia de Murcia al rey, la guardia real y los alabarderos, la plantación de un olivo de la paz, pala en mano, los niños del CEIP Jeromín y un menú con DO, en la trastienda del premio

RAQUEL RODRÍGUEZ CUACOS DE YUSTE
10/05/2019

 

El premio europeo Carlos V es protocolo y etiqueta; son embajadores y otras autoridades; arcos de seguridad y Guardia Civil camuflada, pero también es la espontaneidad de los 36 alumnos del CEIP Jeromín, de Cuacos de Yuste; el celo por mantener inmaculada una alfombra roja; los nervios de Inés y Paula o el buen hacer con la pala del expresidente regional Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

Y ayer, la anécdota en el exterior del monasterio de Yuste la protagonizó una familia de Cehegín, en Murcia. Farina y María Dolores eligieron sus vacaciones con sus tres hijas para que coincidieran con el día de Europa y la visita del Rey a Yuste. Subieron andando con dos de ellas: «La mayor, de 13 años, es republicana y ha dicho que se quedaba en el parador, tú te crees», señalaba su padre.

Fueron de los primeros en llegar y con ellos se entretuvo hablando Felipe VI porque le regalaron dos medallas de la Virgen de las Maravillas. «No las quería aceptar, pero al saber que era un regalo de nuestras hijas para las infantas las ha aceptado», contaba María Dolores.

Junto a ellos, los alumnos, del colegio de Cuacos, con banderas de España y Europa y sus «hola Felipe» a la llegada del Rey.

Este año, por primera vez, los saludos han dado paso al izado de la bandera europea, a cargo de dos guardias reales y, cuadrados ante un acceso al monasterio, dos alabarderos de esta guardia. Todo mientras Manuel de la Torre, Marta Arrabal y David Casillas, trío de metales de la Orquesta Joven de Extremadura, interpretaban el himno europeo. También recibieron el saludo de Felipe VI al terminar la actuación.

El rey llegó puntual y a su hora, a las once de la mañana, comenzó el acto de entrega del premio. A su término y, tras las fotos de rigor, otra novedad, la plantación de un olivo de la paz en el exterior, junto a un monolito con un pasaje de Antonio Gala dedicado a este árbol. El rey primero y el resto de autoridades después, cogieron la pala para echar la tierra -Ibarra fue el más diestro- y marcharon a disfrutar de un ágape carolino con productos Denominación de Origen de la zona.

Las noticias más...