+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Sectores motores

El mercado laboral recupera algo de pulso en Extremadura merced al campo y la construcción

El paro descendió en mayo en 4.056 personas en Extremadura con respecto a abril y en 17.546 personas con respecto a mayo de 2019. El 97,4 % de los contratos laborales suscritos fueron temporales

 

El mercado laboral recupera algo de pulso en Extremadura merced al campo y la construcción - el periódico

REDACCIÓN - EFE
02/06/2020

La progresiva reactivación de los sectores económicos en mayo ha permitido que el número de parados registrados haya descendido en 4.056 personas en Extremadura, merced a la actividad agrícola y de la construcción, aunque el 97,4 % de los contratos laborales suscritos fueron temporales.

Con esta caída del paro del 3,51 % en mayo con respecto al mes anterior, el número de desempleados en la región se sitúa en 111.389 desempleados. Si se atiende a la variación interanual, es decir con respecto a mayo de 2019, el número de parados se ha incrementado en 17.546 personas, lo que supone un aumento relativo del 18,70 %.

Los sectores de la construcción y servicios, con 1.719 y 1.292 parados menos durante mayo, lideraron la caída del desempleo en Extremadura, un descenso del paro que también registró el sector servicios, con 1.292 desempleados menos.

El paro masculino se cifró en Extremadura a finales del mes pasado en 44.178 personas y el femenino en 67.211.

Extremadura contabilizó en mayo 39.694 contratos laborales, de los que el 97,4 % fueron temporales. Por sectores, la agricultura, con 25.738 contratos, y servicios, con 8.331, concentraron el 64,8 y el 20,9 por ciento, respectivamente, de los contratos suscritos.

Al mismo tiempo, los trabajadores afiliados a la Seguridad Social aumentaron en 6.855 respecto al mes anterior, un 1,83 %, aunque cayeron en 18.719 en tasa interanual, un 4,67 por ciento.

Esta evolución situó el número medio de afiliados en Extremadura en 382.002, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

También en este mes de mayo, un total de 4.423 trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se han incorporado a la actividad "normalizada" en Extremadura a fecha 1 de junio, según datos de la Junta.

Para el secretario general de Empleo de la Junta de Extremadura, Javier Luna, la agricultura y la construcción son los dos "motores" que están tirando del empleo, así como las zonas rurales.

"Las claves" de la situación hay que analizarlas, en su opinión, desde dos puntos de vista: cómo se van a recuperar los 18.719 afiliados que se han perdido respecto a mayo de 2019 y cómo se va a producir la incorporación de las 10.500 empresas que actualmente se encuentran en ERTE.

En este proceso, ha subrayado la utilidad de las ayudas para el mantenimiento y la recuperación del empleo que la Consejería de Educación y Empleo ha puesto en marcha con una dotación de 58 millones de euros, que "están funcionando muy bien" y que ya han recibido 43.559 solicitudes, 31.872 de ellas de autónomos.

La Confederación Empresarial Extremeña (Creex) considera que los datos son "positivos", pero "nada halagüeños", y ha pedido apoyo a las empresas para garantizar la recuperación y el empleo.

"Si no se ayuda a las empresas, por muchas trabas legales temporales que se hayan puesto a los despidos, al final los habrá", han manifestado desde la patronal.

Para UGT, la reactivación progresiva de la actividad laboral ha permitido recuperar el 39,6 % del empleo destruido en los dos meses anteriores, si bien el sindicato aboga por mantener activos los mecanismos de protección para personas y empresas.

Empresa y ciudadanos "todavía se enfrentan a serias dificultades que, de no ser abordadas con decisión, podrían dar lugar a daños añadidos por la vía de la caída de la demanda", ha agregado UGT.

A juicio de CCOO, los datos de paro demuestran que las medidas extraordinarias puestas en marcha, "gracias al diálogo social con el Gobierno", han permitido "mitigar los daños en el tejido productivo y el empleo" provocados por la crisis sanitaria.

Para el sindicato, hay dos aspectos especialmente negativos: el aumento anual del desempleo, "que debe ser corregido a lo largo de los próximos meses con una reactivación económica sostenida", y el aumento de la brecha de género entre mujeres y hombres.

El PP, a través de su Grupo Parlamentario, ha lamentado que en los últimos 12 meses más de 17.000 personas hayan pasado a engrosar las listas del paro y haya casi 19.000 personas menos afiliadas a la Seguridad Social. Su portavoz de Empleo, Javier Cienfuegos, ha exigido a la Junta que "se ponga las pilas", pues, de lo contrario, "en Extremadura va a tardar en rebrotar el empleo".

"Esta crisis se está llevando a muchas pymes, autónomos y trabajadores", ha subrayado el diputado, a la vez que ha recordado que las cifras conocidas "no cuentan con un número importante" de autónomos y trabajadores acogidos a ERTE.

El PSOE, tras apuntar que el primer objetivo debe ser el de la reinserción y mantenimiento de los empleos ya en marcha, ha destacado la labor del Gobierno de España para crear una red de protección social que atienda a las personas más vulnerables con el objetivo de que "nadie se quede atrás".

También el PSOE ha marcado como principal reto el poner en marcha medidas que incentiven la actividad empresarial ya que, a su juicio, "es la manera más directa de mover y reactivar nuestra economía".

Según Ciudadanos (Cs), los datos de paro son "preocupantes", de ahí que haya pedido al Ejecutivo regional "que inyecte más dinero a las empresas y los autónomos". "Aunque numerosas empresas han podido volver a su actividad, esto no ha sido suficiente para frenar la sangría" de los últimos meses", han añadido.

Por su parte, Unidas Por Extremadura (UPE) ha considerado que el instrumentos de los ERTE, puesto en marcha por el gobierno de coalición, ha conseguido "frenar la destrucción de empleo" en la región. En opinión de su diputado Joaquín Macías, los datos del paro siguen evidenciando problemas estructurales en el mercado laboral, como son las altas tasas de paro juvenil y femenino.