+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL PATRIMONIO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA, EN RIESGO

Monumentos con perfil de ruina

Una veintena de construcciones extremeñas de gran valor histórico-artístico forman parte de la 'Lista roja' del patrimonio español que elabora la asociación Hispania Nostra El puente de Alcántara, símbolo de la región, aparece en la relación

 

Vista general del Puente de Alcántara, del siglo II. - FRANCIS VILLEGAS

A. F.
04/03/2012

Más fotos

Imágenes de los monumentos extremeños en riesgo.

Ver galería completa

Imágenes de los monumentos extremeños en riesgo.

Ver galería completa

Imágenes de los monumentos extremeños en riesgo.

Ver galería completa

Es uno de los símbolos de Extremadura y Monumento Nacional desde 1924. "Sin embargo ninguna administración se preocupa por su mantenimiento. Hace 150 años de su última reforma y desde entonces no se ha realizado ninguna obra importante para su conservación", se queja Luis Mario Muñoz, alcalde de Alcántara. El puente romano de Alcántara, construido en el siglo I y el único de su naturaleza que hoy sigue soportando tráfico de vehículos, forma parte de la Lista Roja del Patrimonio que está elaborando Hispania Nostra, una asociación dedicada a la conservación del patrimonio español y que tiene a la reina Sofía como presidenta de honor. En total, más de 400 bienes de toda la geografía española forman parte de este listado debido a su estado de abandono y destrucción.

El puente de Alcántara es solo el más significativo de los bienes arquitectónicos extremeños que genera preocupación en Hispania Nostra. En la región existen otros 19 edificios cuyo valor histórico artístico está en riesgo, según esta organización sin ánimo de lucro. El último en incorporarse ha sido el Palacio y la torre de Los Pizarros. Se trata de una construcción del siglo XVI levantada en Conquista de la Sierra por la familia del conquistador trujillano. El edificio fue incluido en la declaración de Patrimonio Histórico de 1949 y, más recientemente, en la ley de Patrimonio de 1985. Pese a ello, Hispania Nostra denuncia su estado de abandono y ruina.

En la relación también aparecen otras edificaciones históricas de la comunidad autónoma, como la villa romana de La Cocosa --cuyo descubrimiento aportó mucho información por su buen estado inicial de conservación y los numerosos utensilios encontrados--, los castillos de Azagada, Trevejo o de Racha Rachel, o los conventos de San Antonio de Padua (Garrovillas de Alconetar) y las Trinitarias (Badajoz). También aparecen conjuntos paisajísticos como el berrocal que rodea Trujillo, amenazado por los proyectos inmobiliarios y de infraestructuras, y restos de viejas construcciones como la Casa Rectoral de Santa María (también en Trujillo) o la ermita de La Encarnación, en el término de Arroyo de San Serván.

"El problema es que las administraciones no se hacen cargo. No es de nadie y ahora, con la crisis, menos. Tan solo hemos conseguido el compromiso de la Consejería de Cultura para realizar un estudio de su situación", explica Luis Mario Muñoz en referencia al puente de Alcántara, uno de los buques insignias del patrimonio histórico de la comunidad autónoma. Las dificultades para conservar toda esa riqueza, ya patentes antes de la crisis, se han agudizado ahora, ya que los recortes también han llegado a este ámbito. Así, por ejemplo, el presupuesto de la Dirección General de Patrimonio de la Junta para proyectos de protección y conservación del patrimonio histórico artístico se ha reducido a 1,5 millones de euros para este 2012, casi 240.000 euros menos que el año pasado.