+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

INFORME ENCARGADO POR EL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS DE ADMINISTRADORES DE FINCAS

La morosidad en las comunidades de vecinos aumenta un 20% en un año

La deuda asciende a 40 millones de euros y una quinta parte se debe a impagos de las cuotas por parte de entidades bancarias. El colegio de administradores reconoce que cada vez se interponen más recursos judiciales. "Lo anecdótico es encontrar cuentas saneadas"

 

Una comunidad de vecinos de un edificio de Cáceres. - Foto:EL PERIODICO

G. MORAL
10/03/2014

Muchos propietarios siguen sin pagar la comunidad y la deuda asciende ya a 40 millones de euros en Extremadura, según las estimaciones a cierre de 2013 que maneja el Observatorio de las Comunidades de Propietarios. Una quinta parte de esta deuda, en torno a ocho millones, corresponde a los bancos que tienen inmuebles en una comunidad pero no pagan sus cuotas reglamentarias o lo hacen a destiempo. En el conjunto del país la morosidad de las comunidades de propietarios es de más de 1.700 millones de euros, de los que 342 son por parte de entidades bancarias.

La crisis económica ha tenido un efecto claro en el aumento de la morosidad. En Extremadura en el último año el incremento ha sido del 21%, al pasar de una deuda de 33 millones en el 2012 a los 40 estimados en 2013. Por provincias, es Badajoz la más morosa. Los propietarios deben a sus comunidades un total de 24 millones, cuatro más en solo un año; mientras en Cáceres los impagos suman 16 millones, tres más en doce meses.

Estos datos fueron presentados la semana pasada en un encuentro informativo convocado por el Consejo General de Colegio de Administradores de Fincas y el Observatorio de las Comunidades de Propietarios para dar a conocer el 'III Informe Global sobre morosidad en Comunidades de Propietarios en España'. A partir de una encuesta realizada a más de 800 administradores de fincas que en su conjunto administran 43.000 comunidades de propietarios en toda España, este informe pone de manifiesto que las deudas van en aumento. "La actual crisis económica y laboral conlleva que la morosidad en las comunidades de propietarios siga siendo alarmante, en primer lugar, porque afecta a todo el conjunto de la ciudadanía, ya que más del 80% reside en Comunidades de Propietarios; y en segundo lugar, porque la morosidad va siendo acumulativa, y esto provoca situaciones críticas en los inmuebles cuyos vecinos han de afrontar, con muy pocos medios muchas veces, la parte no abonada por algunos propietarios", aseguró el presidente del Consejo, Salvador Díez, durante el encuentro.

Así lo corrobora también el secretario del Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Extremadura, Alfonso Pérez. "La cifra de la morosidad es preocupantes y se ha convertido en un problema generalizado; lo anecdótico hoy en día es que una comunidad esté al día en sus cuentas", señala. Pérez explica que los niveles de morosidad alcanzados actualmente distan mucho de años anteriores y la reclamación judicial está cobrando relevancia en muchos de los casos. ¿Qué se puede hacer ante los impagos? Antes del 99 los propietarios se podían permitir el lujo de no pagar las cuotas que no pasaba nada, a partir de esa fecha los administradores de fincas presentaron una iniciativa popular con la que consiguieron reformar en el 2013 la Ley de Propiedad Horizontal que incluye desde entonces un juicio monitorio para el cobro a los propietarios morosos sin necesidad de una cuantía mínima y en un plazo más rápido. "Esta modificación sí ha hecho que más comunidades recurran a la vía judicial porque si todo va normal entre tres o seis meses se recupera la deuda sin riesgo de costes".

EL BANCO COMO VECINO Aunque el aumento de la mora por parte de entidades bancarias, sociedades mercantiles y promotoras, algunas en concurso de acreedores, ha enquistado el problema. "Es una tendencia nueva que antes era residual por algún embargo casual. Como norma general, no es que los bancos no paguen sus cuotas sino que tardan mucho en hacerlo", explica Pérez. El efecto de los impagos de las cuotas para mantener los servicios básicos los padecen todos los vecinos. "Hay comunidades que han tenido que reducir servicios como el de limpieza y realizar turnos para limpiar entre los vecinos, renegociar con las empresas de mantenimiento de los ascensores,... e incluso se dan situaciones más extremas en las que los vecinos han incrementado sus cuotas por los que no las pagan", cuenta el secretario del colegio extremeño, que asegura que con esta morosidad peligra el sostenimiento normal de las comunidades porque se trata de gastos básicos, no de imprevistos.

En el caso de las derramas, las estadísticas del informe ponen de relieve que hay vecinos a los que les resulta imposible asumir recibos extraordinarios para acometer obras, reparaciones,... El 42% de los propietarios extremeños no tienen capacidad de asumir derramas, por eso el Consejo de Administradores de Fincas asegura que para afrontar esas obras obligatorias es necesario contar con algún tipo de ayuda de los poderes públicos.