+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Informe elaborado por el Comité Europeo de las Regiones

La pandemia pone en riesgo hasta un 30% del empleo extremeño

La previsión de descenso del PIB autonómico para este año es del 15%. Con todo, Extremadura no está entre las regiones más afectadas por la covid

 

La pandemia pone en riesgo hasta un 30% del empleo extremeño -

Eduardo Barajas
19/10/2020

las medidas para contener la expansión de la covid-19 están causando un impacto devastador en la economía de la Unión Europea. Pero no en todas sus regiones están teniendo un efecto similar, sino que la pandemia está sacando a la luz las importantes disparidades que existen entre sus diferentes territorios. Es lo que acaba de poner de manifiesto un informe elaborado por el Comité Europeo de las Regiones (CDR), que incide en cómo las características socioeconómicas locales están condicionando la sensibilidad de las economías regionales a las restricciones impuestas a la vida pública

.
De acuerdo a este trabajo, que utiliza como fuente datos de la OCDE, entre un 25% y un 30% de los empleos estarían potencialmente en riesgo en Extremadura. A pesar de ello, dentro de este análisis la región queda encuadrada en el grupo de regiones con una vulnerabilidad media ante el virus, junto a otras nueve comunidades autónomas españolas y en niveles similares a los que presentan regiones del sur y el oeste francés o los de la mayor parte de las griegas, por ejemplo. Las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña, Valencia, Andalucía, Baleares, Castilla y León y Canarias son las que salen peor paradas en este pronóstico. Ni una sola región española figura entre las europeas donde se estima que la debilidad ante las restricciones adoptadas es baja.

Los factores determinantes


Este mapa europeo de exposición a la covid no se corresponde con las divisiones habituales entre los ámbitos urbano y rural o el centro y la periferia. El peso del turismo o del comercio internacional en cada economía local, o una elevada presencia en ella de microempresas y autónomos, están entre los factores que previsiblemente determinarán la magnitud de las secuelas que dejará la enfermedad en el tejido productivo.


La estructura económica es otro elemento concluyente. Si los sectores de alto riesgo, como la manufactura, concentran una buena parte de ella, las limitaciones a la actividad producirán una huella mayor. En este punto, la comunidad extremeña es la que menor participación del empleo en los sectores de alto riesgo tiene: un 5%. Por contra, sí que cuenta con una relevante rama agrícola, un rasgo de muchas de las regiones que se verán menos golpeadas.


Por lo que atañe a las dimensiones que tendrá la contracción del PIB durante el 2020, las proyecciones del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea de nuevo sitúan a España entre los países más dañados por la crisis. Extremadura aparece con una previsión de caída del 15% respecto al 2019. Se trata del segundo porcentaje más bajo. a la par que el País Vasco, Madrid y Aragón. Con un descenso menor únicamente está Navarra (-14%). Sin embargo, la comunidad también aparece entre las seis regiones españolas con un menor potencial de adaptación a los efectos de la pandemia, junto a las dos Castillas, Canarias, Andalucía y La Rioja.