Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

FUE en 2017 EN UN HOTEL DE CÓRDOBA

Piden 8 años de cárcel para un pacense por abusar de una menor

Realizó tocamientos contra su voluntad y luego la dejó marchar

EFE CÓRDOBA
09/11/2019

 

El fiscal ha solicitado ocho años de prisión para un hombre de 26 años, residente en Badajoz, al que acusa de abusar sexualmente de una menor de 15 años.

En sus conclusiones provisionales, el fiscal relata que en abril de 2017 el acusado entró a formar parte de una comunidad de chat integrada por adolescentes, la mayoría residentes en Córdoba y en el que se encontraba la víctima, de 15 años. En el grupo, y en particular ante la víctima, el acusado se hacía pasar por una «suerte de agente encubierto ocupado en labores de inteligencia», por lo que se veía obligado a «mostrarse muy reservado y a no aportar datos personales de sí mismo», lo que despertó la «curiosidad» y una «cierta fascinación» por parte de la menor.

El 20 de mayo de 2017 el acusado viajó a Córdoba y esa noche visitó la feria de la capital cordobesa en compañía de la menor y unos amigos de ésta, mientras que se citó con ella al día siguiente para comer con el pretexto de ayudarla a preparar un examen.

Sobre las 14.09 horas del día siguiente, la menor acudió al hotel donde se alojaba el acusado, donde almorzaron. Una vez finalizado el almuerzo la chica se tumbó en la cama para reposar, lo que aprovechó éste para «acariciar con aparente descuido la pierna» de la chica y deslizar la mano lentamente «a lo largo de los muslos hasta llegar a palpar su ingle por encima de ropa».

En ese momento, la chica se sintió «incómoda y perpleja» y rogó al acusado que apartase la mano de zona tan íntima, a lo cual hizo caso omiso antes de decirle que solo se proponía «hacerla disfrutar». El acusado comenzó a bajarle los pantalones y las bragas a la víctima y le realizó distintos tocamientos. Pero ante las reiteradas súplicas de la menor, el acusado desistió de su intento de mantener una relación sexual completa y permitió que se vistiese y abandonase la habitación.

Las noticias más...