+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

La inversión estimada para su conservación es de 10,5 millones

El plan director de la muralla de Cáceres desvela que algunos elementos son propiedad privada

 

Un momento de la presentación del plan director de la muralla de Cáceres - EUROPA PRESS

EUROPA PRESS
14/06/2016

El plan director de la muralla de Cáceres, un documento que agrupa y amplía el conocimiento sobre este enclave y las necesidades más urgentes para su rehabilitación, estima una inversión de 10,5 millones de euros para la conservación del recinto amurallado cacereño, considerado Bien de Interés Cultural, y que precisa de algunas actuaciones urgentes para su mantenimiento.

El documento, que ha sido elaborado por la empresa Fraile Arquitectos que resultó adjudicataria del concurso convocado en 2014 por un importe de 153.670 euros, es una "hoja de ruta" a seguir, un planteamiento de propuestas que ahora tendrán que estudiar las distintas administraciones implicadas en la conservación de los monumentos y dirimir sobre las más viables y las más adecuadas para que este monumento persista a través de los tiempos.

Así, desde su origen romano en los siglos III y IV d.C, pasando por la reconstrucción de época almohade de los siglos XII y XIII, y el refuerzo de época cristiana en siglos sucesivos, la muralla cacereña ha sufrido demoliciones parciales o adhesiones de edificaciones que han ido deteriorando el monumento que ahora ha sido objeto de un estudio científico y técnico para saber su estado de conservación y sus necesidades más acuciantes.

De hecho, según se recoge en el plan director existe una problemática con la titularidad de varios elementos arquitectónicos incluidos en la muralla, hasta el punto de que tres torres fortificadas (la del Aire, la del Socorro y la del Río) son de propiedad privada y están escrituradas en el registro a nombre de particulares, por lo que se plantea la posibilidad de iniciar un proceso de recuperación de la titularidad pública de estos monumentos.

El arquitecto Juan Carlos García Fraile, uno de los redactores del plan director, ha desgranado en la presentación del documento algunas de las recomendaciones que se plantean y ha añadido que "lo más urgente" es actuar sobre la torre de la Yerba que está muy deteriorada, el baluarte de los Pozos con graves problemas de humedad, el adarve del Padre Rosalío que tiene partes derruidas y Torremochada, donde ha fallado el sistema de hipermeabilización.

Liberar lienzo y más accesos

También ha explicado algunas propuestas urbanísticas concretas que recoge el documento que ha dividido el conjunto amurallado en 14 enclaves diferentes. Por ejemplo, en la zona situada en la torre de Bucajo el documento plantea abrir una puerta que existe en el lienzo de la muralla y que la administración vaya adquiriendo parcialmente las edificaciones adheridas a la muralla para recuperar todo el lienzo hasta la torre de la Yerba y poder hacerla transitable para el visitante.

La misma solución plantea para la zona de Torremochada, donde también se aconseja liberar la muralla de las casas que están adosadas y, en su lugar, crear una zona ajardinada, además de poner en valor la parte del lienzo que va desde la plaza de Pereros hasta la citada torre con una pasarela que conectaría ambas zonas y que se podrían también visitar.

La tercera gran actuación que propone el plan director es en el baluarte de los Pozos y el jardín de la judería, que quedarían conectados por unas escaleras. También se recomienda el vaciado de la torre de los Pozos y dejar al descubierto el recorrido hasta la cisterna para que pudiera conocerse este sistema, además de eliminar las edificaciones anexionadas en la calle Hernando Pizarro.

La presentación del plan director ha tenido lugar en el Museo de Cáceres con la asistencia de la directora general de Cultura de la Junta de Extremadura, Miriam García, quien ha aclarado que se trata de un documento que plantea unas propuestas que ahora "habrá que estudiar" y buscar financiación para llevarlas a cabo.

En parecidos términos se ha pronunciado la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, quien ha recordado que la posibilidad de expropiar algunas de las viviendas adosadas a la muralla, sobre todo las próximas a la plaza Mayor, ya se había estudiado y hay expertos que, incluso, desaconsejan despejar totalmente el lienzo.

"Ahora tenemos que ponernos a trabajar codo con codo todas las administraciones para ver cuáles de estas propuestas son las más idóneas para la ciudad", ha dicho la regidora cacereña, quien ha señalado que las actuaciones que se lleven a cabo en la muralla "deben ser decididas por los cacereños".

Tanto desde la Junta de Extremadura como desde el Ayuntamiento de Cáceres se apuesta por "reflexionar" sobre las propuestas concretas que recoge el plan director y en trabajar para buscar los recursos económicos necesarios para llevar a cabo las más urgentes, que podrían llegar vía Ministerio de Cultura o a través del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica, del que también forma parte de la Diputación Provincial además del ayuntamiento y el Gobierno regional.