Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

JORNADA EN LA FACULTAD DE EMPRESA, FINANZAS Y TURISMO

Políticos y técnicos debaten sobre el futuro de Valdecañas a la espera del fallo judicial

PP y Podemos piden responsabilidades y Cs aboga por mantenerlo

EUROPA PRESS
20/03/2019

 

Políticos, técnicos, ecologistas y promotores del complejo Isla de Valdecañas participaron ayer en Cáceres en una jornada de debate para arrojar un poco de luz sobre el futuro del proyecto turístico, sobre el que pesa una orden judicial de derribo por haberse construido en un espacio protegido.

El acto, organizado por el Instituto para el Territorio y Desarrollo Sostenible (Interra), se dearrolló en la Facultad de Empresa, Finanzas y Turismo de la Universidad de Extremadura (Uex), y contó con dos mesas redondas, una de políticos y otra de técnicos.

En el primer debate, el portavoz del PSOE en la Asamblea, Valentín García, pidió «prudencia» porque el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) está analizando el asunto y se ha pedido más información. García recordó que el PSOE es partidario de «compatibilizar el desarrollo económico y medioambiental», por lo que aboga por «buscar una posición de equilibrio y que puedan convivir todos los intereses». «La decisión del tribunal debe ser ajustada a derecho», subrayó el portavoz socialista, que apostó por que los políticos «hablen poco» para que el TSJEx tenga la última palabra.

Desde las filas del PP, la diputada Virginia Alberdi calificó el asunto de «controvertido» y criticó que se haya hecho mal desde el principio porque los gobernantes de entonces «se creían dioses» al declarar un Proyecto de Interés Regional (PIR) y «estar por encima de espacios protegidos». Respecto a la sentencia de derribo, Alberdi defendió que no tienen que pagarlo los extremeños y, si finalmente la Junta de Extremadura tiene que derribarlo, «habrá que pedir responsabilidades de los que dieron la autorización para la construcción».

SENTENCIAS / Por su parte, la portavoz de Podemos, Irene de Miguel, abogó por cumplir las sentencias judiciales y consideró que en este caso la Junta «ya está tardando en hacerlo». Al igual que el PP, cree que esto no debe repercutir en los bolsillos de los extremeños, ya que hay responsables políticos y técnicos que «tendrán que responder de manera patrimonial con los gastos que va a conllevar». A su juicio, «nadie actuó de buena fe» porque tanto los políticos como los promotores y los propietarios sabían que se estaba edificando sobre suelo ilegal y una zona protegida. Finalmente, el portavoz de Ciudadanos, Cayetano Polo, abogó por mantener el complejo turístico en pie porque Extremadura necesita este tipo de infraestructuras para su desarrollo social y económico. “Es más, creemos que debería haberse desarrollado en su totalidad porque lo fundamental es asegurar que los extremeños podamos tener oportunidades y evitar que haya que marcharse», dijo.

Tras la mesa de políticos, fue el turno de especialistas y técnicos. En ella participaron el catedrático de Ecología de la Uex José Carlos Escudero García; el director del Cluster de Turismo, Jesús Viñuales Blanco, y el ingeniero de Medio Natural Yonatan Cáceres Escudero. También participó el promotor e ingeniero de Caminos José María Gea Andrés, que consideró «increíble» que después de 16 años no se haya solucionado este asunto, en el que se invirtieron unos 140 millones.

Las noticias más...