+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

SEGUN EL SES HABIA 180.000 PACIENTES EN LA SEGUNDA MITAD DE 2015

PP y PSOE entran en una guerra de cifras con las listas de espera

Los populares desmienten al consejero, que defiende la "transparencia"

 

REDACCION
22/01/2016

PP y PSOE se enzarzaron ayer en una guerra de cifras sobre las listas de espera sanitarias de la región. Los populares desmintieron a primera hora la cifra de más de 180.000 pacientes en las listas de espera sanitarias, correspondiente al segundo semestre de 2015, hecha pública por la Junta de Extremadura, porque, a su juicio, la cifra "real" y sin "distorsiones" incluía a unas 72.000 personas menos y se quedaba en 107.835 pacientes. El portavoz de Sanidad del PP en la Asamblea de Extremadura, José Angel Sánchez Juliá, aseguró que el dato que maneja su partido no tiene ni "trampa ni cartón", y acusó al presidente de la Junta de "mentiras", "mantenidas" por el consejero de Sanidad, José María Vergeles y que, según aseveró, "no se sostienen ni con los propios informes de la Junta", en alusión a la auditoría funcional sobre las listas de espera a la que hizo referencia Fernández Vara en septiembre, que apunta que había "99.982 personas sin citar".

Por su parte el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, pidió "seriedad" al PP a la hora de analizar las listas de espera del Servicio Extremeño de Salud (SES), ya que a la hora de comparar datos se deben de tener en cuenta los mismos periodos de análisis.

"Los primeros semestres con los primeros semestres y los segundos con los segundos", rebatió Vergeles, que instó al PP a no entrar en "una guerra de cifras" con las listas de espera, ya que "nuestro interés es que ganen los ciudadanos". También recordó a los populares que las listas de espera sanitarias tienen "una estacionalidad y una temporalidad" y no pueden compararse primeros semestres con segundos semestres, pues el primero tiene un período de actividad más largo, mientras que el segundo incluye las vacaciones de verano y navidades.

Vergeles defendió que el actual Ejecutivo ha actuado "con transparencia, algo que ellos nunca hicieron" y explicó que los datos están ya, en cualquier caso, en manos del grupo de trabajo creado dentro de la comisión de Sanidad.