+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Guillermo Fernández Vara anuncia, sin embargo, que el proceso avanza

El presidente de la Junta reconoce que hay "tiranteces" en la negociación de las cuentas extremeñas

 

EFE
15/01/2016

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado hoy que la negociación de los presupuestos autonómicos para 2016 está "avanzando" y ha considerado que es lógico que haya "tiranteces" o "estrategias de facilitar más o menos".

En su opinión, la discusión sigue "abierta con todo el mundo" y ha rechazado que el acuerdo sea más factible con el PP que con Podemos, ya que lo único que ha pasado es que los populares han presentado sus propuestas una semana antes.

Fernández Vara ha valorado el trabajo "serio" que está habiendo por ambas partes y espera que en la tercera ronda de contactos, que se celebrará el martes y miércoles de la próxima semana, se puedan ir concretando cosas.

A estas reuniones Podemos puede llevar algunos de los temas que está planteado, que ahora no se pueden tramitar porque hay un presupuesto prorrogado y no hay dinero para ello, ha aclarado respecto a las quejas de la formación morada de que se vetan sus propuestas de ley.

Por otra parte, el presidente extremeño ha recalcado que ni le afecta ni la afectará en estas negociaciones la política nacional "ni las interpretaciones que se puedan hacer por un lado o por otro".

Sobre la reforma tributaria, que está en el centro del debate presupuestario, ha reiterado que la capacidad recaudatoria por medio del IRPF es "escasa" por el nivel de renta de los extremeños, "es una vaca que ya no da más leche".

A su juicio, nadie puede acusar a Extremadura de ser "débil" en materia fiscal, ya que ha sido "puntera" en los impuestos bancario, eléctrico y de solares sin edificar, que tienen tipos altos, aunque en alguno caso se podría producir alguna mayor progresividad.

A la vista de la conversaciones, ha reconocido que la reforma fiscal que tenían pensada no se podrá hacer al cien por cien por falta de apoyos.