+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA COMPAÑÍA DE ZAFRA HABLA SOBRE LA POLÉMICA TRAS 48 HORAS DE SILENCIO

¿Quién es Cui?

El socio chino de Zetta Europa posee una decena de marcas, entre ellas la firma acusada de presunto fraude. La empresa mantiene que realizó un primer móvil y que se apoya en cadenas chinas

 

Responsables de la Junta con los creadores de Zetta. Al fondo, Eric Cui el propietario de la empresa. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN
19/10/2016

48 horas después de que Zetta Europa (Movishark Europa SLU) cerrara su cuenta de Twitter mientras se convertía en ‘trending topic’ nacional, la empresa ubicada en Zafra responde a las acusaciones de presunto fraude tras vender como de fabricación propia terminales de la marca Xiaomi a los que camuflaba su logotipo original.

A través de una nota de prensa, los jóvenes que hace dos años lanzaron lo que parecía el primer móvil extremeño aseguran que la información difundida sobre ellos es «inexacta». Entre los creadores está Eric Cui, el único socio de origen chino y dueño oficial de la marca extremeña. La empresa, que sigue sin querer pronunciarse más allá de la nota publicada ayer, explica que el valor principal de la compañía es adaptar teléfonos asiáticos para que funcionen en Europa. «Los componentes de los smartphone de dichas compañías --asiáticas-- no son prácticamente utilizables con las redes y el uso europeo, por eso desde Zetta se añade la incorporación del software que supone la mejora y el posible uso del mismo», indica.

Aun así la firma mantiene que el primer terminal móvil que sacó a la venta, el Zetta Multiverso, «fue diseñado y realizado por la propia empresa con el apoyo de cadenas de producción chinas», aunque no especifica en qué consistió ese apoyo y desde Xiaomi niegan cualquier vinculación con la firma extremeña, según ‘El País’. En el resto de modelos --tiene un total de cuatro en el mercado-- «esta empresa comparte componentes electrónicos con algunas empresas del sector asiático» y desde Zetta Smartphone «se trabaja en la mejora, adaptación y usabilidad del smartphone para los clientes europeos».

Sin embargo, la página web de Zetta continua asegurando que la empresa se dedica a la «venta de terminales de elaboración propia de alta calidad con las últimas prestaciones». Además, indica, reparan los productos y ofrecen servicio postventa.

Las primeras explicaciones de Zetta parecen no convencer a muchos usuarios de sus usuarios, de hecho Facua, aseguró ayer que el comunicado «es una tomadura de pelo» y «un engaño tras otro». La organización de consumidores señala que «la empresa pretende presentarse ahora como un mero desarrollador de software al tiempo que asegura que sí diseñó y fabricó el primer modelo que lanzó».

La investigación

En las redes sociales continuaban ayer las acusaciones de fraude mientras desde el Instituto de Consumo de Extremadura mantienen abierta una inspección que se centra en analizar el etiquetado de los terminales y en ver si sus prestaciones se ajustan a las publicitadas. Si no fuera el caso, la Administración regional podría abrir un expediente sancionador a la compañía que podría ser acusada de «compentencia desleal», aseguró ayer la gerente de Consumo, Leonor Martínez-Pereda. La Junta insiste en que la empresa no se ha beneficiado de subvenciones.

Lo que de momento sí parece claro es que detrás de Zetta Europa solo consta oficialmente un nombre: Bojun Cui --que se hace llamar Eric--. Este joven de origen asiático es el dueño de esta marca y de otra decenas de ellas, según consta en la Oficina de Patentes. Y no todas dedicadas a la telefonía móvil. Cui es conocido por haber intentado registrar otras marcas como AliExpress, propiedad del gigante chino Alibaba, e incluso quiso registrar el logo original de Xiaomi (MI) junto a la palabra Zetta. Además, según Facua, constan a su nombre otros nombres y marcas comerciales con los que habría barajado lanzar al mercado su marca de móviles, como Movishark, Allcell, Bellotaphone y Verso, pasando por denominaciones destinadas al mercado del tabaco como Brutus, Prix Cigarette y USA Cigarette.