+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA ADMINISTRACION REGIONAL DESARROLLA EL DECRETO NACIONAL PUBLICADO POR EL MINISTERIO DE SANIDAD EL PASADO AÑO

Sanidad eleva hasta 60 el número de patologías de declaración obligatoria en Extremadura

Elabora una nueva orden (en exposición pública) con 26 enfermedades más, entre ellas el ébola, el dengue o la hepatitis C. La gripe y la varicela son las más frecuentes en la región pero también hay casos de tos ferina, sífilis, parotiditis o hepatitis A y B

 

Una enfermera vacuna a un hombre contra la gripe, la principal patología declarada en la región. - Foto: EFE / ARCHIVO

Guadalupe Moral
25/02/2016

La Consejería de Sanidad amplía el número de enfermedades infecciosas y transmisibles de las que es obligatorio informar. El Diario Oficial de Extremadura publicó el pasado martes una nueva orden (en información pública durante quince días) que actualiza la actual --del 2009-- con 26 nuevas patologías de declaración obligatoria, que eleva la lista final a más de 60. El virus del ébola, el dengue o la hepatitis C son algunas de las que se incluyen en la nueva lista. El objetivo es la detección precoz de problemas de salud para facilitar la toma de medidas encaminadas a proteger a la población, y de todas ellas se deben notificar todos los nuevos casos diagnosticados en España.

"Los viajes internacionales, el turismo, la movilidad de las personas, el procesamiento de los productos y la amplitud de las redes comerciales permiten una amplia difusión de los riesgos y han propiciado la aparición de enfermedades que con anterioridad no estaban presentes en nuestra geografía", explican desde la Consejería de Sanidad, que con esta nueva normativa busca adaptar la lista final a las exigencias nacionales e internacionales y "a nuestra realidad epidemiológica", insisten.

La decisión de ampliar y casi duplicar este catálogo se tomó en un Consejo Interterritorial de Salud hace más de un año y parte de los expertos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, el detective de las enfermedades infecciosas que sentó sus bases en España en 1995 --partiendo de una primera orden del año 1930 por la que se creó el Sistema de Estadísticas Sanitarias--.

LA VIGILANCIA Estos expertos son los encargados de vigilar la evolución de estas patologías porque pueden tener consecuencias para la salud pública de la población. Si un profesional sanitario registra un caso de una de estas afecciones debe notificarlo al Instituto de Salud Carlos III, el Centro Nacional de Epidemiología, que es el encargado de recabar la información y monitorizar la evolución de las enfermedades. La Administración central, a través de este organismo, sólo tiene las competencias básicas de coordinación, homologación, análisis y evaluación, pero corresponde a las comunidades su desarrollo.

Por ello, la región creó en 1997 la Red de Vigilancia Epidemiológica de Extremadura, adscrita a la Dirección General de Salud Pública, y de la que prácticamente forman parte la totalidad de los profesionales sanitarios de la región. Entre sus funciones destaca identificar las situaciones de epidemias y otros problemas de salud comunitarios, intervenir ante estas situaciones con medidas de control o realizar análisis y estudios, entre otros. La red extremeña, además del sistema básico de información sobre estas enfermedades, ha ido incorporando en los últimos años --y sigue haciéndolo-- otros sistemas de vigilancia como el sistema de información microbiológica, la vigilancia del sida, de encefalopatías espongiformes transmisibles humanas o los sistemas centinelas que permiten complementar el control y la evaluación de ciertas patologías.

Desde que se puso en marcha la red, la lista de enfermedades de declaración obligatoria ha variado hasta alcanzar, en agosto de 2015, un total de 60 patologías que van desde algunas desconocidas para la mayoría como el virus de chikungunya, otras ya olvidadas como la peste, el tifus o la viruela, de los que hace años no se registran casos, hasta las más comunes como son la gripe o la varicela.

De hecho, estas dos patologías incluidas en el catálogo de declaración obligatoria son las más frecuentes en Extremadura, pero no las únicas. Tras estas dos, durante el año 2015 se detectaron casos de tosferina, sífilis, parotiditis, tuberculosis (principalmente respiratoria), infección gonocócica, hepatitis A y B, enfermedad meningocócica y hasta dos casos de fiebre amarilla, según los datos del boletín epidemiológico del Instituto de Salud Carlos III.

EL ZIKA De momento, y aunque en las últimas semanas no se para de citar, el virus del zika no está incluido en esta lista porque según los expertos no hay razones de salud pública en España, aunque se irá viendo la evolución de esta patología. "El criterio para la selección de las enfermedades y otros problemas de salud a vigilar se hace en función de la magnitud de esas enfermedades, de su vulnerabilidad, de la gravedad del problema, del riesgo a la producción de epidemias y del interés de la población", indican desde la consejería.

Noticias relacionadas