+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

NIEGA QUE EL RETRASO SE DEBA A LA FALTA DE PAGO A LA EMPRESA ENCARGADA COMO SE HA ESPECULADO

El SES enviará en los próximos días más de 5.300 tarjetas tras un error

Un fallo detectado en los códigos postales de los usuarios retrasa la entrega. La consejería asegura que desde esta misma semana está solucionado

 

Usuarios del SES en el registro de un centro de salud extremeño. - Foto:EL PERIODICO

Guadalupe Moral
06/08/2016

Un error detectado en los códigos postales de los usuarios del Servicio Extremeño de Salud (SES) ha retrasado algunos días la entrega de las tarjetas sanitarias a más de 5.300 personas.

El fallo se detectó antes de su envío a la empresa que se encarga de su impresión mensualmente, pero ya ha quedado solucionado esta semana. Según confirman desde la Consejería de Sanidad y Política Social, en los "próximos días" se enviarán un total de 5.319 tarjetas del SES correspondientes al mes de julio. Son aquellas que estaban caducadas --las anteriores, porque las nuevas ya no tienen fecha de caducidad--, se han solicitado por primera vez, se han extraviado o han sufrido modificaciones por cambio de domicilio.

En ningún caso, señalan desde la Dirección General de Planificación, Formación y Calidad Sanitaria y Sociosanitaria, dependiente de la consejería, el retraso en la entrega de las tarjetas se ha debido a problemas de pago a la empresa encargada, como han especulado algunos usuarios. Es más, la consejería extremeña señala que para la fabricación de este documento sanitario existe un contrato en vigor para todo el año 2016 que cuenta con un importe total de 110.942,48 euros y que se abonan cada mes en función del trabajo encargado. De esta cantidad, en los seis primeros meses del año se han gastado unos 55.000 euros en la fabricación de las 52.140 tarjetas sanitarias confeccionadas y distribuidas en el primer semestre de este año.

El documento se imprime mensualmente a partir de un fichero informático generado en el Servicio Extremeño de Salud. Y fue en el fichero generado en el mes de julio cuando se detectó el error en los códigos postales de los últimos usuarios, justo antes de ser remitido a la empresa.

Desde la consejería recuerdan que del contrato de suministro firmado con la empresa encargada queda pendiente de ejecutar más de 55.000 euros, "saldo más que suficiente para abonar las tarjetas sanitarias que se imprimirán durante el segundo semestre del año", indican desde la Administración regional.