+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA HUELLA DE LA OLA DE FRÍO EN LA REGIÓN

Hasta siete grados bajo cero en Extremadura

La ola de frío deja heladas, nieve y temperaturas muy bajas, pero "no son excepcionales" en los inviernos extremeños Navalmoral, Nuñomoral y Villafranca marcan las mínimas de la región

 

Contra el hielo: Operarios de Conyser arrojan sal en la Ronda Norte de Cáceres, con apoyo de la policía local, ayer. - CONYSER

G. MORAL
14/01/2021

No es un hecho excepcional que los termómetros en Extremadura hayan descendido hasta los siete grados bajo cero en los últimos días. Esa fue la temperatura mínima que se alcanzó en Navalmoral de la Mata este martes a las 6.10 horas de la mañana y ayer, miércoles, volvió a quedarse cerca con -6,9 grados centígrados a la misma hora. Según los datos recogidos en las estaciones automáticas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), después de Navalmoral de la Mata, Nuñomoral (con -6,6°C a las 7.40 horas de ayer) y Villafranca de los Barros (-6.5°C a las 6.20 horas) son las localidades extremeñas con los termómetros más bajos durante esta semana invernal.

Es una de las consecuencias de la ola de frío instalada en España, que primero trajo nieve en varias zonas de la región con el temporal ‘Filomena’ y luego mucho frío. De hecho, Extremadura ha vuelto a estar en alerta amarilla esta última madrugada por mínimas todavía bajas, de hasta cuatro grados bajo cero, lo que obliga a la actuación de operarios de mantenimiento de distintas entidades para esparcir sal en puntos conflictivos como carreteras con el fin de evitar la formación de placas de hielo.

«Son episodios que se dan todos los años, habituales en invierno, y las mínimas no han superado récords como en otros puntos de España. En Extremadura el frío no está siendo excesivamente duro porque no tenemos nieve en el suelo y porque el viento no está soplando, por lo tanto la sensación térmica no es de tanto frío», explica el delegado territorial de la Aemet en Extremadura, Marcelino Núñez.

A esto se suma también la orografía de la comunidad: «La ola de frío también es más suave que en otros puntos porque Extremadura tiene una altura menor y porque nuestra orientación geográfica hacia el océano Atlántico siempre suaviza un poco nuestros inviernos», añade el delegada regional de la Aemet.

No obstante, aunque las mínimas no han sido históricas, sí se han registrado temperaturas récord en las máximas más bajas. «En Badajoz, por ejemplo, hemos tenido máximas de 3,9 grados centígrados cuando la media de enero suele ser de 9°C. En cuanto a las mínimas hay registros anteriores de hasta -7,2°C», señala Núñez. Y esta situación meteorológica, añade, «es favorable para la agricultura y la ganadería. La nieve empapa más el suelo y el frío enraíza los árboles, los frutales sobre todo, y eso es positivo para evitar lo que ha pasado otros años cuando hay almendros floreciendo en enero y febrero».

La previsión es que este frío todavía continúe algunos días más. «Esta situación anticiclónica de tiempo estable y cielo despejado se va a mantener y las temperaturas irán subiendo algo, pero poco a poco».