+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Sobreseída y archivada la causa contra Ramón Romero por malversación de caudales

 

Ramón Ropero, alcalde de Villafranca, en una imagen de archivo. -

EFE
26/10/2016

El Juzgado de Instrucción de Villafranca de los Barros ha decretado el sobreseimiento provisional de las actuaciones y el posterior archivo de la causa abierta contra el alcalde, Ramón Ropero.

Las actuaciones se iniciaron en virtud de diligencias de investigación penal de la Fiscalía de Área de Mérida, presentadas en este juzgado el 28 de marzo de 2016, tras la denuncia de Felipe Manuel Martín Romero sobre la posible comisión de un delito de malversación de caudales públicos y falsedad documental.

El abogado atribuye la supuesta autoría del mismo a Ramón Ropero, así como a aquellas personas que pudieran resultar responsables.

En un auto firmado el pasado lunes y hecho pública hoy, la jueza titular ha tomado esta decisión al considerar que no existen "indicios ni pruebas suficientes" sobre la comisión del delito imputado y "sin perjuicio de proceder a su reapertura si se encontraran nuevos indicios de la comisión del delito denunciado".

La jueza considera que "no ha quedado acreditado" el delito de malversación de caudales públicos en torno a la existencia de la asociación Crearte, que se dedicaba a gestionar actividades culturales y formativas en contacto con la Casa de la Cultura de Villafranca de los Barros y que financiaba el ayuntamiento.

El auto considera demostrado con las diligencias de prueba practicadas "que el dinero perteneciente a la partida presupuestaria asignada a la casa de cultura, en momento alguno, se destinó a fines privados, ni causó un perjuicio al patrimonio administrado".

Entiende que la partida fue acordada por el pleno del consistorio, "cumpliendo con todas las legalidades", y que "no se puede concluir" que "el hecho de destinar cierta cantidad del caché del artista a la asociación tenga la consideración de delito", puesto que ello era, previamente, acordado con el artista y el dinero obtenido revertía en la propia asociación.

Ese dinero lo dedicaba la asociación para comprar equipos y demás elementos necesarios para el desarrollo de las actividades y espectáculos, y así fue aseverado por el testigo, sentencia el auto.

Contra la decisión cabe interponer recurso de reforma en el plazo de tres días ante este juzgado.