+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PREVISIÓN DE LA CONSEJERÍA PARA APLICAR EL INCREMENTO SALARIAL DEL 2%

La subida a los empleados públicos «no se aplicará antes de la nómina de febrero»

De media se estima que supondrá unos 35 euros más al mes para los trabajadores

 

Una trabajadora de una administración pública, en su oficina. - EL PERIÓDICO

G. M. region@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
02/02/2020

Como mínimo tendrán que esperar un mes más, hasta la nómina de febrero, para que los cerca de 50.000 empleados públicos de la Junta de Extremadura (la administración que concentra la mayoría de los funcionarios) vean sus nóminas incrementadas con ese 2% de subida salarial aprobado por el Gobierno central para este año 2020.

Es la previsión que manejan desde la Consejería de Haciencia y Administración Pública, ya que ese incremento «debemos pactarlo con los agentes sociales», aseguran desde la administración regional. No obstante, recuerdan que los presupuestos generales de Extremadura para este año, que todavía no han sido publicados, «contemplan los recursos necesarios para hacer frente a esta subida». Sin embargo, aún hay que dar varios pasos antes de que se eleven las nóminas de los funcionarios y laborales de la región.

«Una vez publicado el instrumento que habilita el incremento, es decir, el Real Decreto Ley 2/2020, de 21 de enero, tenemos que esperar a la publicación de nuestra Ley de Presupuestos», indican. Posteriormente, esta medida que afecta a las retribuciones debe pasar por la Mesa General de los Empleados Públicos, donde será negociada con las centrales sindicales, porque así lo establece la Ley de Función Pública de Extremadura, y la decisión final debe elevarse al Consejo de Gobierno para su aprobación. «Su aplicación será efectiva tras la negociación sindical (para la que aún no hay fecha fijada), por lo tanto no podremos aplicarla antes de la nómina de febrero», insisten desde la Consejería de Hacienda.

Los empleados públicos que dependen directamente del Estado también tendrán que esperar al menos a la siguiente nómina, mientras que los de las administraciones locales dependerán de sus propios presupuestos municipales, aunque para todos la medida tendrá carácter retroactivo desde el 1 de enero.

Por su parte, los sindicatos solicitan que se aplique cuanto antes. «Queríamos que esa subida se aplicara ya en la nómina de enero, podemos entender que no se ha hecho porque los presupuestos no estaban aprobados, pero no se puede demorar más de la nómina de febrero», señalan desde CSIF. El sindicato estima que el aumento supondrá de media unos 490 euros al año, unos 35 euros mensuales, aunque según la nómina el incremento rondará los 20 para unos o los 40 euros para otros.