Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

DATOS DE UN ESTUDIO ELABORADO POR ICSA Grupo y EADA Business School

Los sueldos de los empleados pierden un 9% de poder adquisitivo desde 2013

En esta categoría laboral la media se sitúa en 18.748 euros brutos anuales, la más baja del país. Es lo que han caído los salarios de los trabajadores mientras que los precios se han mantenido estables

REDACCIÓN
11/02/2018

 

La recuperación económica sigue sin traducirse en una mejora de los salarios. Al menos de los que van a parar a quienes están en las categorías laborales de base. Así, el sueldo medio bruto de los empleados extremeños se situó en el 2017 en 18.748 euros, lo que significó un descenso del 1,12% respecto al contabilizado en el ejercicio anterior, que fue de 18.961 euros, según un estudio elaborado conjuntamente por la consultora ICSA Grupo y EADA Business School.

Esta caída supuso, por un lado, que la región pasara a ocupar el año pasado el último lugar del ‘ranking’ autonómico, que hasta el 2016 había ocupado La Rioja. Por otro, y más importante, que este fue el cuarto año consecutivo de descenso en esta variable que, desde el 2013, cuando comienza la serie de datos regionalizados, ha perdido más de un 9% de valor. Un decremento que se traduce en una pérdida muy similar de poder adquisitivo en este periodo, una vez que el Índice de Precios de Consumo (IPC) apenas ha experimentado variación alguna en la comunidad autónoma, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el rango de puestos considerados como mandos intermedios Extremadura ocupa una posición bastante más elevada en la clasificación, conforme a los resultados de este estudio. Es la séptima región con unos salarios más altos, con 37.850 euros, montante que supuso un 1,8% de auge respecto a los 37.188 del ejercicio anterior. En cualquier caso, sigue estando por debajo de la media estatal, que es de 40.435 euros.

Por último, cuando se tienen en cuenta las retribuciones directivas, Extremadura vuelve a ocupar el puesto de cola entre todas las autonomías, con 65.940 euros anuales, lejos de la media nacional, que alcanza los 79.097 euros.

De esta forma, el sueldo medio de la parte alta del escalafón retributivo en Extremadura multiplica por 3,5 al promedio de los empleados de base, con una brecha salarial que se sitúa en 47.192 euros anuales entre ambos extremos.

A nivel nacional, el salario medio bruto de los empleados españoles se situó en el 2017 en 22.793 euros (-0,21% respecto al ejercicio anterior), el de los mandos intermedios en 40.435 euros (+2,72%), y el de los directivos en 79.097 euros (+0,28%).

PRECIOS Y PIB / El estudio de ICSA Grupo y EADA Business School contrapone la evolución de los precios a nivel nacional, a través del IPC, con la de los salarios. De esta forma, durante el periodo analizado, se precisa, la inflación se situó en el 1,5%, lo que significa que todas las categorías profesionales perdieron poder adquisitivo salvo los mandos intermedios. Por contra, los otros dos grupos vieron reducida su capacidad de compra. Los autores del informe también hacen hincapié en el contraste entre esta pérdida de poder adquisitivo y la evolución del PIB, que en los últimos tres años ha experimentado un crecimiento interanual superior al 3%.

«La reforma laboral, combinada con el crecimiento económico, han contribuido a la creación de empleo, aunque los salarios apenas hayan sufrido variaciones. Sería importante no caer de nuevo en el error de que el incremento salarial se limite a la indexación mediante el IPC más algún punto porcentual fruto de la negociación colectiva», asegura Jordi Costa, profesor de EADA Business School. A su juicio, es el momento adecuado para «apostar decididamente por la retribución variable, vinculada a indicadores relacionados con la productividad, la rentabilidad de las empresas y los resultados empresariales, además de otros criterios cualitativos».

En este sentido, si se toma como referencia la última década, los sueldos de los empleados únicamente le han ganado 2,16 puntos porcentuales a los precios, ya que sus percepciones han subido en estos diez años un 16,36%, mientras que la inflación acumulada ha sido del 14,2%.

Por su parte, el presidente de ICSA, Ernest Poveda, también alerta de la «falta de modelos innovadores de retribución» y considera que el sistema de retribuciones hace que las personas se sientan poco comprometidas con las organizaciones y que, si se siguen aplicando estos mecanismos, no serán capaces de «captar talento» de cara a las necesidades futuras.

Precisamente, a finales de enero, los sindicatos UGT y CCOO adelantaron que aceptarán ante la patronal ligar la evolución de los salarios a la productividad empresarial, pero reclamarán que se garantice el mantenimiento del poder adquisitivo y la recuperación de parte de la capacidad de compra perdida durante los años de crisis. De esta forma, para 2018 pondrán encima de la mesa de negociación una subida mínima del 3,1%, que resulta de la inflación prevista para 2018 (1,6 %) más 1,5 puntos adicionales en concepto de recuperación del poder adquisitivo perdido, avanzaron.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.