+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

AYER SE LO COMUNICO A LOS REPRESENTANTES SINDICALES

Tragsa zanja el despido colectivo con 63 salidas en Extremadura

La empresa tenía hasta 93 puestos en la región avalados por el Supremo

 

Rocio Cantero Rocio Cantero
22/01/2016

Terminó la incertidumbre para los trabajadores del Grupo Tragsa. La empresa anunció ayer a los representantes de los trabajadores que daba por concluido el proceso de despido colectivo en marcha y que no se procedería por tanto a ejecutar el 100% de las salidas autorizadas en Extremadura: 93 puestos de trabajo de los que 86 correspondían a Tragsatec y siete a Tragsa.

El proceso, que se ha prolongado durante más de dos años años, se cierra por tanto con un total de 63 salidas en la región (de las 555 que se han llevado a cabo a nivel nacional), que son las que se llevaron a la práctica en la primera tanda de despidos aprobada por la empresa (se materializaron pero después fueron de nuevo admitidos tras una sentencia judicial en primera instancia en contra) y que se ratificaron a finales del pasado diciembre, tras dar el Supremo la razón a la empresa. El día 30 de ese mes los trabajadores comenzaron a recibir las cartas con las que se les notificaba el despido y se había fijado el 31 de enero como fecha límite para completar el trámite de salidas.

MAS ACTIVIDAD Los argumentos que da la empresa a los trabajadores es que se ha registrado "una mejora en la actividad a finales de 2015", señalan los representantes sindicales. Precisamente eso es lo que había defendido los trabajadores a lo largo del último año (y tras la sentencia del Supremo) para rebatir que la empresa mantuviera un plan de despidos colectivos que no veían justificado, porque la situación de la empresa en ese momento había mejorado mucho respecto a la que presentaban en el momento en el que se plantearon los despidos. De hecho en el último mes, según señalaron a este diario los trabajadores extremeños, se habían anulado las vacaciones de Navidad y días libres para poder abarcar los encargos en la región.

Los trabajadores instaron al Grupo Tragsa a reconsiderar la postura y pidieron la mediación de la Junta de Extremadura, cliente de Tragsatec en la región. Precisamente la Administración regional había aprobado a finales del 2015 un incremento de las encomiendas al Grupo Tragsa en la región que en el último año superaron los 30 millones.