+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

apertura del año judicial 2020-2021

El TSJEx prevé alcanzar un ritmo de tramitación judicial similar al de 2019 en Extremadura

 

Declaración institucional del TSJEx, aprobada por la Sala de Gobierno del Alto Tribunal extremeño, ha sido leída esta mañana por su presidenta, María Félix Tena Aragón. - el periódico

REDACCIÓN - EFE
28/09/2020

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) confía en alcanzar un ritmo de tramitación y de resolución judicial a finales de este año similar al logrado en 2019, a pesar de las actuaciones judiciales suspendidas con motivo del estado de alarma derivado de la pandemia del COVID-19.

Este objetivo viene recogido en la declaración institucional leída este lunes con motivo de la apertura del año judicial 2020-2021 en Extremadura, que ha sustituido al tradicional acto por motivos de seguridad sanitaria.

Esta declaración institucional, aprobada por la Sala de Gobierno del Alto Tribunal extremeño, ha sido leída por su presidenta, María Félix Tena Aragón, que ha estado acompañada por varios miembros de la Sala de Gobierno y por el secretario general de Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia, Francisco de Borja Vargues Valencia.

En dicha declaración se ha reconocido el trabajo realizado por todos los jueces, magistrados, fiscales, letrados de la administración de justicia, forenses, funcionarios y demás personal que presta su servicio en la Administración de Justicia.

"Este escrupuloso cumplimiento de la función pública en el ámbito judicial y de permanente atención al ciudadano que, como en numerosas ocasiones, ha pasado desapercibido en general, no puede sino merecer de la Sala de Gobierno del TSJ de Extremadura una puesta en valor de todas las mujeres y hombres que desempeñan su trabajo", ha manifestado.

Un trabajo, ha agregado, que no siempre se realiza en las mejores condiciones de recursos y medios, y sin visualización alguna.

"Su labor callada y prudente, pero absolutamente imprescindible en los casos ya enumerados y en otros muchos -ha continuado-, ha trascurrido sin el mínimo reconocimiento ni mención, cayendo en el más profundo olvido la protección de los derechos fundamentales del ciudadano que es, en definitiva, el fin de la administración de justicia como poder del estado y como servicio público".

Asimismo, se ha destacado que “en los meses en que España estuvo en estado de alarma, el servicio público de justicia, como servicio esencial que es, no se interrumpió en ningún momento”.

En este sentido, ha citado "todas las causas urgentes", como la puesta a disposición de detenidos, declaraciones de víctimas de delitos, medidas cautelares, protección de menores, víctimas de violencia de género, internamientos psiquiátricos, y la atención permanente de los registros civiles.

Un trabajo que ha sido solventado en Extremadura "con absoluta fluidez" durante todo este tiempo, y a pesar que en el inicio los trabajadores de Justicia "carecían de las más mínimas medidas de protección como el resto de trabajadores de cualquier otro ámbito".

Tena ha reconocido la necesidad de “paliar, en la medida de lo posible, la paralización de otra serie de actuaciones judiciales previstas para los meses en que tuvieron que ser suspendidas”, y ha apuntado a que los juzgados y tribunales han incorporado a “todas las personas que trabajan en los mismos”, y “han redoblado sus esfuerzos”.

Todo ello, ha insistido Tena, con la “pretensión de que antes de que finalice el año podamos estar a un ritmo de tramitación y resolución en iguales cotas que al finalizar el año 2019”.

Tras la lectura de la declaración institucional, ha tenido lugar la toma de posesión del nuevo secretario de Gobierno del TSJEx, Domingo Bujalance, quien ha destacado este “nuevo reto" porque “Extremadura es un espejo de la Administración de Justicia en España a nivel tecnológico y organizativo”.

En esta línea, ha expresado su voluntad de “seguir profundizando en el despliegue de la Oficina Judicial en Extremadura”, así como finalizar la obra del Palacio de Justicia en Badajoz y avanzar en la transformación digital.

Bujalance Tejero nació en Baena (Córdoba) en 1958. Desde el año 1982 ha prestado servicio en la Administración de Justicia; y desde 1997, como letrado. Su último destino ha sido la Oficina Judicial de Mérida. Anteriormente, prestó servicio en la Audiencia Provincial de Badajoz, juzgados de Llerena, Villafranca de los Barros, Almendralejo y Mérida, entre otros.