+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

NECESITA 21 VETERINARIOS TRAS HABER DESPEDIDO A 36

UGT ve un proceso de contratación "dirigido" en Tragsatec

Los despedidos piden a Vara que siga el ejemplo de Asturias y suprima el contrato

 

REDACCION
06/02/2016

La Federación de Servicios Públicos de UGT en Extremadura ha denunciado un proceso de selección "dirigido" en las gestiones de Tragsatec para cubrir las 21 plazas de veterinario (12 en la provincia de Cáceres y 9 en Badajoz) ofertadas tras cerrar el despido de 63 trabajadores en la región. El sindicato afirma se los puestos se están ofertando a "allegados y personas de confianza" a pesar de que algunos de "no cumplen con algunos de los criterios exigidos" en la convocatoria de esas plazas que lanzaron a través de un portal de empleo de internet un día después de dar por finalizado el expediente de regulación de empleo, el pasado mes de enero.

UGT exige al Ejecutivo extremeño que, como accionista y cliente de esta empresa pública, denuncie ante los responsables nacionales del Grupo Tragsa el "despropósito" de gestión que están llevando a cabo los responsables de Tragsatec.

15 AÑOS El sindicato recoge la queja de la plataforma de los trabajadores despedidos, que denuncia que pese a que algunos de ellos, con más de 15 años de experiencia en la empresa, se han presentado a la oferta de empleo convocada "ni siquiera han pasado la primera fase" del proceso de selección que se abrió el pasado viernes en la sede del Grupo Tragsa en Mérida. Mientras tanto, responsables de Tragsatec han realizado "llamadas a antiguos veterinarios" que habían trabajado en la empresa, así como a "allegados y personas de su confianza", para ofertarles los puestos.

Desde el sindicato aseguran que "vigilarán" la selección y requerirán información por "si existiera alguna causa denunciable".

Por otro lado, la plataforma de extrabajadores pidieron ayer a la Junta de Extremadura que siga el ejemplo de Asturias, donde el Gobierno autonómico acaba anunciar que no renovará el contrato con Tragsatec para las campañas de saneamiento ganadero y que encargará la encomienda a la empresa pública asturiana Serpa, según recogen en un comunicado.