+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

debate sobre el estado de la región

Vara cifra en 1.066 millones de euros el impacto del coronavirus en la región

El presidente afirma que la región recibirá no menos de 3.220 millones de Europa // Anuncia un plan para incentivar la demanda dotado con 65,5 millones

 

Fernández Vara este martes en su discurso en la Asamblea de Extremadura. - EL PERIÓDICO

Carmen Hidalgo Sancho
14/07/2020

Como era de esperar, la crisis económica y social generada por el coronavirus protagonizó este martes buena parte del discurso del presidente regional, Guillermo Fernández Vara, durante la primera sesión del debate sobre el estado de la región. Tras guardarse un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia, el jefe del Ejecutivo inició su discurso asegurando que del 21 de marzo al 10 de abril, cuando la el virus golpeaba con fuerza en la región, vivió «los momentos más difíciles» de su vida. Por ello, quiso agradecer el trabajo de los profesionales sanitarios y de los sectores esenciales durante la pandemia, así como el comportamiento de la clase política extremeña, a la que calificó de «ejemplar» por sus aportaciones y «críticas constructivas».

En su intervención, Vara anunció que el impacto del covid-19 en la economía extremeña se ha cifrado en 1.066 millones de euros, una cantidad «enorme», según los datos de un informe encargado a la Universidad de Extremadura. Esto tendrá como consecuencia que el PIB regional caerá un 9,3% en 2020, mientras que el empleo lo hará en un 11%. El presidente reconoció que esta situación obligará a «reformular las cuentas» de la región, por lo que reclamó «ayuda» a los grupos de la oposición.

En esta línea, avanzó que se va a poner en marcha un plan europeo de reconstrucción de cuatro años, que dispondrá de 140.000 millones procedente de los diferentes fondos europeos, los cuales «se tienen que gastar en los territorios». Así, manifestó que la región tendrá que recibir no menos de 3.220 millones de euros, a través de estos fondos, que desde el 1 de julio y durante un año, no habrá que confinanciarlos.

La crisis del coronavirus va a suponer una caída de 300 millones en los ingresos de la Junta y una subida del gasto de 150 millones, lo que obligará a replantear el presupuesto regional de 2021. Vara apuntó que la región recibirá unos 270 millones del fondo no reembolsable del Gobierno central y que se actualizarán las retribuciones básicas de los empleados públicos. En este punto, reiteró su compromiso de cumplir con la subida del 2% salarial para los empleados públicos.

Paquete de ayudas

En este contexto, el dirigente extremeño adelantó que se va a poner en marcha paquete de medidas para fomentar la demanda en Extremadura tras el covid-19 dotado con 65,6 millones de euros, que será aprobado esta semana por el Consejo de Gobierno, y que tiene como objetivo «hacer que la gente consuma, ayudándoles a consumir».

El plan contempla varias líneas de ayudas dirigidas a empresas, Pymes y autónomos para mobiliario, electrodomésticos de alta eficiencia (Tipo A+++) e implantación del teletrabajo, entre otras. También habrá ayudas para el aprovechamiento de las energías renovables y el fomento del ahorro, así como para impulsar el tejido empresarial turístico.

Vara también tuvo tiempo de explicar el contenido de la ‘Agenda para la Reactivación Social y Económica de Extremadura’, una hoja de ruta a media y largo plazo con 11 ejes estratégicos: Empleo y competitividad empresarial; Estrategia digital; Pacto por la Ciencia y la Tecnología; Plan Integrado de Energía y Clima; Reto Demográfico y Despoblación; Sanidad y Políticas Sociales; Igualdad de Género; Unión Europea; Reforma de la PAC y Política de Cohesión; Plan de Vivienda y Movilidad e Infraestructuras. 

Reforma de la Administración

El presidente de la Junta de Extremadura propuso este martes la necesidad de acometer una «reforma en profundidad» de la Administración autonómica, con el objetivo de dotarla de «mayor agilidad y un mejor funcionamiento» para dar respuesta a la ciudadanía y a las empresas. En su discurso, Vara explicó que esta reforma se hará a través de un plan de recursos humanos, un plan de modernización con unidades de acción y la regulación del teletrabajo.

Sobre el plan de recursos humanos, avanzó que casi 25.000 empleados públicos se jubilarán en los próximos años, por lo que instó a «aprovechar esta situación para que quienes se incorporen a la Administración regional se adapten a la nueva normalidad». Respecto al plan de modernización, apuntó al tránsito hacia un modelo que permita trabajar por proyectos a través de las unidades de acción. Vara destacó la necesidad de llegar a un acuerdo con los sindicatos en la Mesa de Empleados Públicos sobre el teletrabajo.

Reacciones de los grupos políticos

Cristina Teniente (PP): "Un discurso vacío". La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Extremadura, Cristina Teniente, criticó ayer el discurso «vacío y sin ideas» pronunciado por el presidente del Junta, Guillermo Fernández Vara. Teniente sintió «tristeza, impotencia y pena» ante la intervención de Vara, al haber sido una «ocasión perdida» para hacer llegar ilusión a los extremeños. «No sé qué ha sido este debate, porque no había ni siquiera un discurso. Un discurso imposible de seguir y entender hasta para su propio grupo que no sabía cuándo aplaudir», criticó la portavoz. A su juicio, los extremeños «no se merecen esto», ya que le dieron a Vara la mayoría absoluta «para reaccionar, luchar y hacer cosas distintas».

Cayetano Polo (Cs): "Vara mira al pasado”. El portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos en la Asamblea regional, Cayetano Polo, lamentó ayer que el discurso del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, haya sido una «mirada al pasado», al tiempo que tachó su «ausencia de liderazgo» para poder solucionar los problemas de la región. A juicio del líder de la formación naranja en Extremadura, con el discurso del presidente de la región «seguimos en el pasado», por lo que considera que «tenemos que elegir» si queremos seguir mirando al pasado o «empezamos a mirar al futuro» para que las «futuras y presentes generaciones de esta tierra se suban a este tren que nunca deberían perder». 

Irene De Miguel (Unidas Podemos): "Vara está “cansado”. La portavoz de Unidas Por Extremadura, Irene de Miguel, aseguró ayer que el presidente regional, Guillermo Fernández Vara, demostró en su discurso del debate sobre el estado de la región estar «cansado y agotado». «La pandemia le ha sobrepasado», afirmó de Miguel, quien también manifestó que Vara había realizado un discurso «anodino, breve y sin poca concreción». «No esperábamos un discurso triunfalista, pero tampoco un discurso tan derrotista», puntualizó de Miguel. A ju juicio, Vara ha demostrado que no tiene impulso para afrontar el importante reto que tiene Extremadura por delante, por ello, los extremeños que le vieron debieron pensar «el tiempo del señor Vara se ha acabado». 

Lara Garlito (PSOE): "El presidente ha hecho un discurso de “ilusión”. La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Lara Garlito, valoró ayer el discurso del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, como el de la «ilusión y esperanza», al configurarse como «todo un modelo de futuro» para la región. «El presidente de la Junta de Extremadura, con su responsabilidad, con la humanidad que le caracteriza y su sinceridad, ha venido a esta casa a explicarnos lo que es una hoja de ruta firmada con los agentes económicos de esta región para afrontar todos y cada uno de los sectores que más se necesita», manifestó. Tras la intervención de Vara, los extremeños debieron sentirse «muy orgullosos» de él y de cómo está sentando las bases de la recuperación de la región. 

El debate de política general seguirá este miércoles en la Asamblea de Extremadura, desde las 9 horas, con la intervención de todos los grupos políticos.