+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Vara considera que la lucha contra el cambio climático es una necesidad

El presidente de la Junta aboga para usar vías como la economía verde

 

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en la feria de Hernán Pérez. - JUNTA DE EXTREMADURA

EFE
09/09/2016

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha destacado que la lucha contra el cambio climático "no es un lujo, sino una necesidad que España tiene" y ha abogado por combatirlo desde los territorios, mediante vías como la economía verde, donde destaca, por ejemplo, el cultivo del olivar de montaña.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones en la localidad cacereña de Hernán Pérez (Sierra de Gata) donde ha inaugurado la IV Feria del Olivar de Montaña, acompañado de la presidenta de la Diputación de Cáceres, Charo Cordero.

El jefe del Ejecutivo regional ha resaltado la importancia de cultivos como el olivar tradicional y de montaña y ha considerado que éstos deben ser protegidos por las administraciones públicas si de verdad se quiere cumplir con los objetivos marcados, según recoge la Junta en un comunicado de prensa.

"Cuando hablamos de olvidar tradicional y de montaña estamos hablando de algo irrepetible", ha manifestado Fernández Vara, quien ha explicado que es en este tipo de cultivos donde el campo, la mano de obra, el paisaje y la economía se confabulan de manera conjunta.

Así, ha apostillado que Sierra de Gata no sería lo mismo sin el olivar de montaña y ha apostado por proteger esta denominación, a la vez que ha recordado que cada vez hay más ciudadanos preocupados y concienciados con la procedencia y elaboración de los productos que consumen.

El presidente extremeño ha subrayado que este tipo de agricultura no solo contribuye al sostenimiento de la economía y del medio rural, sino que, además, genera empleo, que es el objetivo final que hay que conseguir.

En este sentido, ha añadido que los turistas eligen un lugar para viajar no solo por la calidad de sus alojamientos, sino también por la existencia de un entorno apetecible.

Por otro lado, considera que las políticas públicas deben ponerse al servicio de objetivos comunes y ha lamentado que en la nueva Política Agraria Común (PAC) no se hayan introducido modificaciones que tengan que ver, por ejemplo, con ayudas para el olivar tradicional.

En relación a los incendios forestales que afectan a zonas como las de Sierra de Gata, ha apostado por poner de nuevo en valor para los trabajos de reforestación, labores y técnicas tradicionales como el pastoreo.

Ha recordado el problema que supone el cambio climático y ha defendido la economía verde y circular como vías para combatirlo, al tiempo que ha destacado que las zonas que contaminan deben pagar a las que no lo hacen.

"El conservacionismo no es un lujo, es una necesidad. Luchar contra el cambio climático no es un lujo, es una necesidad que este país tiene", ha sentenciado Fernández Vara, quien ha asegurado que el cambio climático se combate desde el territorio porque es en él donde está la solución.

En esta línea, ha puesto en valor la importancia del modelo cooperativo extremeño y ha apostado por una mayor integración.

En la inauguración ha participado también la presidenta de la Diputación de Cáceres, Charo Cordero, quien ha destacado la importancia de mantener el olivar de montaña como un motor de desarrollo integral de comarcas como la Sierra de Gata.

"Este cultivo figura dentro de los ámbitos patrimoniales del Parque Cultural de la Sierra de Gata, un patrimonio vivo y capaz de seguir generando patrimonio", ha manifestado Cordero, según recoge la institución provincial en una nota de prensa.

En Parque Cultural, ha añadido, se contempla como ámbito patrimonial clave el olivar, entre otros motivos, por "la valorización de los empleos rurales, la lucha contra los procesos de despoblamiento o la protección del medio ambiente".

En su opinión, el olivar de montaña es también pieza clave en "la economía verde que queremos promover", porque "nuestros olivares cumplen una función en el paisaje y esa función beneficia al suelo, a la protección contra la erosión y contra los incendios".