Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL PSOE REGISTRARÁ HOY UNA PROPUESTA EN LA ASAMBLEA para atraer grandes espacios temáticos y de ocio familiar

Vara lanza una nueva ley para permitir un gran parque de ocio en La Siberia

Asegura que hay promotores interesados y varios proyectos «esperando», algunos internacionales. Ofrecerá ventajas fiscales y burocráticas si supera los mil millones de inversión y crea 2.000 empleos

 

Y por qué no en Extremadura?» El PSOE va a registrar hoy en la Asamblea una propuesta de ley para permitir que se instale un gran parque de ocio en La Siberia. La nueva normativa, en general, tendrá como objetivo atraer la instalación de grandes parques temáticos y de ocio familiar a Extremadura. El objetivo, según explicó ayer el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, es poner a la región «en el mapa del turismo y el ocio internacional» y que sea competitiva para captar en igualdad de condiciones este tipo de inversiones que a su juicio serán «las grandes industrias del siglo XXI». Al respecto, avanzó que ya hay promotores interesados y «varios proyectos (algunos extranjeros) esperando a que la puerta se abra y el marco jurídico lo permita».

El texto, denominado Ley Extremeña de Grandes Instalaciones de Ocio (Legio), afectará a los proyectos relacionados con actividades de ocio, deportivas, recreativas, turísticas, residenciales, de juego o comerciales destinadas al público internacional de ocio familiar. Contemplará una serie de ventajas burocráticas y beneficios fiscales para los que cumplan los requisitos exigidos: una inversión mínima de mil millones de euros, la creación de al menos 2.000 puestos de trabajo, 3.000 plazas hoteleras y una superficie mínima de mil hectáreas de las que al menos el 10% deben dedicarse a la conservación de la flora y fauna autóctona.

La Administración, por su parte, ofrecerá «un proceso de respuesta administrativa basado en la celeridad, aunque sin menoscabo de la seguridad jurídica». Además, se contemplan también beneficios fiscales en los tributos propios y facilidades asociadas al planeamiento urbanístico o la disponibilidad de terrenos. A cambio, la empresa estará obligada a aportar una garantía de diez millones, a construir el parque en un plazo de cinco años y a plasmar su responsabilidad social corporativa a través de un fondo al que se destinarán al menos tres millones de euros anuales (la cantidad se iría actualizando en cada ejercicio conforme al IPC) para la rehabilitación del patrimonio de la región, la eficiencia energética y la inclusión social.

Los proyectos serán evaluados por una comisión especial, órgano encargado de otorgar la calificación provisional de gran instalación de ocio si reúne los requisitos. En caso afirmativo, se iniciará un procedimiento urbanístico especial que en un plazo de tres meses debe legitimar las actuaciones de ejecución material del proyecto.

NUEVAS CARTAS / En definitiva, explicó Vara, se trata de «crear las condiciones jurídicas idóneas» para que los grandes proyectos de ocio familiar puedan instalarse en Extremadura, «entre otras cosas por el amplísimo impacto que tienen en el desarrollo económico de una región». «Necesitamos pensar en grande, necesitamos grandes proyectos porque son los que dan de comer a los pequeños», dijo. En ese sentido, insistió en que la región tiene que romper inercias, ya que necesita aumentar su producto interior bruto para no depender siempre de la financiación pública y si bien ya cuenta con resortes para dar respuesta a proyetos empresariales más pequeños, aún no está preparada para el momento actual, en el que «se están repartiendo de nuevo las cartas».

El presidente detalló que la norma se tramitará como propuesta de ley para agilizar los trámites parlamentarios, pues la aprobación de un proyecto de ley se demoraría al menos 12 meses y los promotores que ya han mostrado su interés al Ejecutivo necesitan una respuesta a lo largo de este año. Así, Vara confió en que la propuesta pueda estar aprobada antes del verano. Al respecto, señaló que se trata de una norma «muy trabajada» y elaborada por un equipo multidisciplinar de expertos. Según dijo, ya se han mantenido contactos con los grupos parlamentarios, que espera que cristalicen. En los próximos días el texto se enviará al Consejo de Estado para que emita su dictamen.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.