+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Podemos pregunta al presidente sobre la situación de la isla de Valdecañas

Vara se pregunta de qué sirve ser el reservorio de agua de España "si los proyectos no se pueden llevar a cabo"

 

Vara en un momento de su intervención en el pleno de la Asamblea de Extremadura. - ASAMBLEA DE EXTREMADURA

EFE
25/02/2016

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha dicho hoy que entre "el desarrollismo devastador y el conservacionismo reaccionario hay un término medio", que es donde su gobierno intenta situarse.

Vara ha respondido así a una pregunta formulada en el pleno de la Asamblea de Extremadura por la diputada de Podemos, Irene de Miguel, sobre si la Junta se replantea su posición ante el complejo Marina Isla de Valdecañas, tras las dos recientes sentencias del Tribunal Supremo que conllevan la desaparición del hotel Algarrobico en Carboneras (Almería).

El presidente de la Junta ha explicado que este caso no es "ni mucho menos comparable" al de Isla de Valdecañas, sobre el que también existe una sentencia de demolición, ya que el complejo urbanístico de El Gordo (Cáceres) se desarrolló "en base a un desarrollo legal" que existía en Extremadura, aunque "los tribunales han podido entender que no estaba suficientemente justificado".

Ha insistido en que él respeta y acata la sentencia de Marina de Valdecañas, sobre el que se han presentado otros informes en torno a los que los tribunales tendrán que decidir para resolver el futuro de la urbanización.

"Lo que sí es verdad es que Valdecañas era un espacio lleno de eucaliptos y ahora está lleno de fauna autóctona y eso es absolutamente innegable", ha dicho Fernández Vara, quien "ha reconocido que se hayan podido cometer errores".

Sin embargo, ha dicho que no puede entender que Extremadura "no pueda hacer uso alguno de ser la comunidad autónoma que tiene más kilómetros de costa interior" y se ha preguntado "de qué nos sirve ser el reservorio de agua de toda España si proyectos que se ven de una manera natural en otros sitios, aquí no se pueden llevar a cabo".

"Aquí tenemos un problema -ha agregado- no podemos estar por la mañana pidiendo empleo y por la tarde defendiendo aquello que no produce empleo".

Por su parte, Irene de Miguel ha criticado que la Junta siga "obstinada en no cumplir el mandato judicial y en seguir defendiendo el pelotazo urbanístico de Valdecañas", por lo que ha instado al Gobierno extremeño a cumplir la sentencia en torno a este complejo urbanístico y a planificar su "desmantelamiento selectivo".

Guillermo Fernández Vara ha vuelto a defender la "unidad de todos" a la hora de mantener el principio de solidaridad en la financiación autonómica y de "pelear" contra el principio de ordinalidad que haría perder a Extremadura once puestos con respecto al dinero a recibir.

Vara ha dicho "no estar nada de acuerdo" con alguna de las propuestas que se recogen en el documento "Bases Políticas para un Gobierno Estable y con Garantías" planteado por Podemos para facilitar la gobernabilidad de España, en respuesta a una pregunta del líder de la oposición, José Antonio Monago, sobre esta cuestión.

Ambos han coincidido en que el principio de ordinalidad, planteado en ese documento en torno a la financiación autonómica, sería nefasto para la región y Monago ha destacado que eso conllevaría "cerrar Extremadura".

Finalmente, en repuesta a una pregunta de la diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, Vara ha recordado que el pasado día 1 se publicó el Pacto por la Actividad Física y del Deporte en Extremadura, contemplado en la "Agenda del Cambio" con la que él concurrió a las elecciones.

Se ha mostrado abierto a la colaboración de todos para a partir de ahora desarrollarlo e implementarlo y ha justificado su necesidad en el hecho de que los niños extremeños dejan de hacer deporte o disminuyen su práctica una vez que terminan la ESO.

Vara ha defendido que los colegios se abran por la tarde "de par en par" para que los chicos accedan a sus instalaciones deportivas, algo que ha dicho ocurre ya en muchos pueblos.