+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Pleno en la Asamblea de Extremadura / Principales asuntos

Vergeles ofrece un pacto a la oposición para "revitalizar" la ley de dependencia de Extremadura

Plantea que se incluya en el sistema de financiación autonómica para garantizar los fondos y agilizar las nuevas peticiones. PP, Podemos y C's se muestran dispuestos a dialogar, aunque los populares temen que la Junta solo quiera "tapar sus vergüenzas"

 

El pleno arrancó con un minuto de silencio por las cinco víctimas de violencia de género de 2016. - Foto: ASAMBLEA DE EXTREMADURA

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ofreció ayer a los tres grupos de la oposición un pacto para "revitalizar" la ley de la dependencia en Extremadura. En una comparecencia a petición del PP en el pleno de la Asamblea, Vergeles abogó por solicitar al Gobierno central que la ley de dependencia se incluya en el sistema de financiación autonómica para garantizar una suficiente dotación presupuestaria, así como la derogación del real decreto 20/2012, que amplía de seis a 24 meses el plazo de gestión de nuevas solicitudes. A nivel regional, propuso además aumentar el presupuesto del Sepad y las plantillas de los equipos evaluadores, la integración del sistema de la dependencia en los Servicios Sociales o el fomento del empleo en este sector a través de la economía social. Tanto el PP como Podemos y Ciudadanos se mostraron dispuestos a dialogar, aunque los populares ya avisaron que no habrá acuerdo si lo que la Junta busca es "hacer un pacto para tapar sus vergüenzas".

Según los datos aportados por Vergeles, hasta la fecha se han registrado en la región 51.391 solicitudes para la ley de dependencia, de las que se han resuelto 46.770. Un total de 4.621 personas están pendientes de valoración (118 menos que el mes pasado) y 22.242 son las que reciben atención en estos momentos, 358 incorporadas en diciembre. Tras acusar al PP de "permanecer impasible tras cuatro años de recortes injustificados" por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, el consejero indicó que la prioridad de la Junta en estos momentos son los 9.083 dependientes leves ya valorados que deberían haber entrado en el sistema en el 2015 (10.880 según el PP), pues solo 814 están recibiendo sus ayudas en estos momentos. Tras insistir en que la aplicación de la ley se paralizó "de facto" en la anterior legislatura, Vergeles criticó el freno a la incorporación de nuevos dependientes, que el copago se haya elevado del 6% al 12%, una disminución de hasta 120 euros en las ayudas a los grandes dependientes o la reducción de las cotizaciones de los cuidadores no profesionales.

Frente a esto, reiteró el compromiso de la Junta con la ley de dependencia y como prueba de ello se refirió al incremento "notable" en el ritmo de resolución de solicitudes, que ha pasado de cinco a 12 diarias en el segundo semestre de 2015. El consejero subrayó además el incremento presupuestario que la Junta ha previsto para este año, del 1,8%.

 

LA OPOSICION Tanto el PP como Podemos y Ciudadanos se mostraron a favor de suscribir ese acuerdo por la dependencia, si bien los populares ya avisaron al consejero que no podrán entenderse si lo que pretende es "un pacto para tapar sus vergüenzas". Frente a las afirmaciones de Vergeles, la diputada del PP Consuelo Rodríguez negó que la ley de la dependencia se haya paralizado en Extremadura durante la anterior legislatura y como contrapartida, se refirió a la "mala prensa" de la gestión de los gobiernos socialistas en este asunto. Tras cuestionar las cifras aportadas por Vergeles, Rodríguez recordó que el Ejecutivo del PP dejó una nota de 6,18 puntos en dependencia, por encima de la media nacional, que la lista de espera "se redujo a la mitad" en cuatro años y que se dejaron tres millones de euros para incorporar a los dependientes leves. "Si el PP estuviera gobernando ya se habrían incorporado, no hay ninguna duda", dijo Rodríguez, que aseguró que la región ha pasado de ocupar el segundo puesto en la incorporación de beneficiarios a ser "quinta por la cola".

"Los pactos deben ser para que algo funcione, y no para tapar problemas que afectan al incumplimiento de las leyes", manifestó el diputado de Podemos Daniel Hierro, que puso de manifiesto que el gran problema de la ley de la dependencia es su financiación. Partidario de sentarse a hablar con la Junta, el representante de la formación morada consideró que el aumento presupuestario que plantea la Junta para el 2016, de cinco millones de euros, no será suficiente para incorporar a los casi 10.000 dependientes leves, introducir mejoras de gestión y dar cobertura a las nuevas solicitudes, sobre todo teniendo en cuenta el peso de la población envejecida.

La diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, criticó que PSOE y PP sigan enfrascados en el "y tú más" y tras recordar que hay gente que ha fallecido sin haber recibido sus ayudas, aceptó el pacto de Vergeles y propuso además que los fondos destinados a la dependencia en las cuentas del 2016 queden blindados a la baja en el texto articulado de la ley.