+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FÓRMULA 1

Grosjean roza la tragedia en Bahrein

Lewis Hamilton ha ganado una carrera marcada por el espectacular accidente de Grosjean en la primera vuelta El Haas, tras un toque con Kvyat, se ha empotrado en el guardarraíl, se ha partido en dos y se ha incendiado

 

Romain Grosjean sufre un grave accidente en el GP de Baréin. - EUROPA PRESS

JOSEP VIAPLANA
29/11/2020

Lewis Hamilton ha obtenido una brillante victoria en el GP de Bahrein, la decimoprimera de la temporada y la 95º de su carrera deportiva, con lo que mantiene de forma intratable su dominio en un campeonato que ya se había asegurado en Turquía.

La carrera ha estado marcada por el accidente de Romain Grosjean en la primera vuelta, en la que su Haas se ha incendiado después de chocar frontalmente contra el guardarraíl de la curva 3. El piloto ha salido aturdido y con quemaduras, pero gracias al halo no se ha tenido que lamentar una tragedia. Hacía mucho tiempo que no se veía un accidente de estas características y dimensiones en un gran premio.

¡Grosjean, en llamas!
Hamilton ha mantenido la primera posición en la salida, en la que Bottas ha pasado de segundo a sexto, pero en la curva 3 se ha rozado el drama. En la cola del pelotón Romain Grosjean, tras tocarse con el Alpha Tauri de Daniil Kvyat, ha chocado contra las protecciones y el Haas ha estallado instantáneamente en llamas después de partirse en dos. Los comisarios han podido sofocar rápidamente el fuego y el piloto, muy aturdido y con muestras de dolor en la pierna, ha sido desplazado al centro médico y, posteriormente, evacuado a un hospital de Manama para hacerle más pruebas.

El accidente ha sido brutal y, sin duda, el halo le ha salvado la vida al piloto francés, que ha permanecido 27 segundos dentro de las llamas, sufriendo quemaduras en las manos y piernas. El habitáculo del coche queda empotrado entre las protecciones y él ha podido salir ileso de forma milagrosa. El accidente ha sobrevenido porque Grosjean estaba buscando un hueco delante de él y al cruzarse para buscar una línea limpia se ha tocado con Kvyat, perdiendo el control y chocando frontalmente contra el guardarraíl.

La carrera se ha parado de inmediato y, después de evacuar al piloto y apagado el fuego del coche, se ha extraído el monoplaza y, posteriormente, se ha empezado a reparar las protecciones para poder reanudar la carrera con las máximas garantías de seguridad.

El vuelco de Stroll
Una hora y media después, prácticamente, se ha reanudado la carrera y la resalida se ha hecho en parado. Lance Stroll, que ha recibido un toque de Daniil Kvyat, que después ha recibido una penalización de 10 segundos, ha volcado espectacularmente en la curva 8 y los comisarios han tenido que desplegar el coche de seguridad para que se pudiera quitar el coche, que ha quedado sobre un piano con las ruedas mirando el cielo y también limpiar todos los líquidos que han caído sobre el asfalto. Stroll ha salido del habitáculo reptando por el suelo en otra imagen espectacular, mientras que Vettel se ha quejado de la conducción de Leclerc y Bottas, que ha hecho una carrera más que gris, ha entrado en boxes después de un pinchazo y se ha hundido en el pelotón.

Remontada de Sainz 
Carlos Sainz, muy agresivo con los neumáticos blandos, ha remontado en pocas vueltas a la séptima plaza, rematando la remontada con un soberbio adelantamiento sobre Charles Leclerc tras haber pasado antes a los Alpha Tauri y a Daniel Ricciardo. El madrileño le dio un serio aviso al monegasco, con el que el próximo año serán compañeros en Ferrari. Carlos ha llegado a ser tercero con el baile del primer pitstop y tras la parada retomó la pista en la decimoprimera posición, justo detrás de los dos Renault, a los que pudo pasar y alcanzar la sexta plaza final.

 

Checo Pérez rompe el motor 
Checo Pérez, por otro lado, ha mostrado un nuevo capítulo de una temporada espectacular, habiendo puntuado hasta hoy en todas las carreras exceptuando las dos de Silverstone, en las que no pudo correr por dar positivo del coronavirus y estar en cuarentena. Sin embargo, en el último segundo se le ha escapado el segundo podio consecutivo al romper el motor a tres vueltas del final. El mexicano, sin embargo, no tiene coche para el 2021 y mañana podría anunciar que se toma un año sabático. La única posibilidad de mantenerse en la parrilla sería que Red Bull le ofreciera el volante de Albon, que todavía está en el aire.

Por último, hay que destacar que la temporada de Ferrari es para olvidar y ello se ha reflejado claramente en Bahrein, un circuito que tradicionalmente les iba bien a sus coches. Leclerc el año pasado hizo la pole luchó por la victoria hasta el final, cediendo su primer triunfo por una avería de motor.