+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

RECONOCIMIENTO

Una bioquímica estadounidense gana el Nobel de tecnología

Frances Arnold, pionera en la creación de proteínas útiles, recibe el premio Millenium

 

Frances Arnold, en su laboratorio de Caltech. - MILLENIUM PRIZE

EL PERIÓDICO
24/05/2016

La Academia de Tecnología de Finlandia (TAF) ha otorgado el Premio Millenium de Tecnología, considerado como el Nóbel de los tecnólogos, a la bioquímica estadounidense Frances Arnold, por sus trabajos en la creación de proteínas útiles.

Arnold es también la primera mujer que recibe el galardón, que se ha concedido al creador de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, el inventor de los leds azul y blanco brillantes, Shuji Nakamura, y el pionero en células madre éticas, Shinya Yamanaka.

El galardón, entregado este martes en una ceremonia en Helsinki y dotado con un millón de dólares, pretende compensar aquellas innovaciones tecnológicas que mejoran la vida de las personas. Se da cada dos años desde el 2004.

La ingeniera bioquímica Frances Arnold recibe el Premio Millennium de Tecnología 2016 en reconocimiento por sus descubrimientos que han impulsado el campo de la evolución dirigida, un proceso que imita la evolución natural para crear nuevas y mejores proteínas en el laboratorio. Esta tecnología emplea el poder de la biología y la evolución para resolver numerosos problemas de suma importancia y, a menudo, sustituye a otras tecnologías menos eficientes e incluso perjudiciales.

PIONERA ENTRE LAS CIENTÍFICAS

Con la evolución dirigida es posible crear proteínas con propiedades útiles que de otro modo no se desarrollarían sin intervención humana. El método de Frances Arnold genera mutaciones aleatorias en el ADN, igual que sucede en la naturaleza. Los genes modificados producen proteínas con nuevas propiedades, de entre las que el investigador puede elegir las que resultan útiles y repetir el proceso hasta que se alcanza el nivel de rendimiento que necesita la industria.

La innovación de Arnold se ha utilizado ampliamente también para crear catalizadores de enzimas para fabricar productos farmacéuticos. El método ya ha dado lugar a procesos más eficientes para la elaboración de numerosos medicamentos, incluido un tratamiento para la diabetes tipo 2.

Arnold es catedrática de Ingeniería Química, Bioingeniería y Bioquímica en el Caltech (Instituto de Tecnología de California) y fue la primera mujer en ser elegida miembro de las tres academias de ciencias de Estados Unidos.