+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

AMARGA EXPERIENCIA

Emilia Clarke: 'Pensé que perdía la capacidad de actuar'

La actriz de 'Juego de tronos' relata su paso por el hospital tras ser operada de dos aneurismas y también muestra impactantes imágenes

 

Emilia Clarke, de Juego de Tronos, desvela las imágenes de su recuperación de un aneurisma cerebral. - ANGELA WEISS (AFP)

EL PERIÓDICO
09/04/2019

Emilia Clarke, que encarna a Daenerys Targaryen en la popular serie Juego de tronos (cuya octava y última temporada se estrena la madrugada del 14 al 15 de abril), emocionó a sus fans a finales de marzo al revelar que durante el rodaje de la primera temporada, en el 2011, sufrió dos aneurismas cerebrales que la tuvieron al borde de la muerte. Ahora la intérprete se encuentra haciendo entrevistas de promoción y en una de ellas ha relatado su paso por el hospital y ha mostrado varias imágenes tras ser operada.

La intérprete, de 35 años, ha relatado que tras recuperarse vivió con una "profunda paranoia" a causa de las secuelas que le quedaron. En una entrevista con la CBS Sunday Morning , Clarke ha contado que "durante bastante tiempo, pensé que lo que estaba afectado era mi habilidad para actuar... " Durante mucho tiempo lo pensé. Fue un gran miedo. Y si no puedo actuar nunca más? Ha sido mi razón para vivir durante mucho tiempo. Fue una paranoia muy profunda", explica y añade que tras sufrir el segundo aneurisma cerebral, recitaba líneas de sus textos en Juego de tronos para mantenerse consciente.

"SENTÍ UN GRAN CHASQUIDO EN MI CEREBRO"

Durante la entrevista, la presentadora Tracy Smith le ha preguntado por aquel "febrero de 2011, cuando tuviste el peor dolor de cabeza que recuerdas?". "Sí, estaba en el gimnasio y en mi cerebro sentí un gran chasquido, como una banda elástica cuando se rompe. Como una enorme presión dentro de mí y me di cuenta de que no podía estar de pie ni caminar. En ese momento supe que estaba sufriendo un daño cerebral", detalla Clarke.

Por suerte, los médicos consiguieron dar rápido con el problema y ella se recuperó bien, pudiendo incluso trabajar en la segunda temporada de la serie. "Realmente estaba mucho mejor, seis semanas después estaba en el rodaje". Sin embargo, aquí no se acabó la pesadilla, ya que le descubrieron otro aneurisma por el que dos años después tuvo que pasar de nuevo por el quirófano.

"Ahí fue cuando mi cerebro casi muere. Si una parte de tu cerebro no tiene sangre durante un instante, muere, deja de funcionar. Así que tuve eso. Y no sé por qué pasó. Además, los médicos no sabían a qué podía haber afectado, si será a la concentración... Siempre les digo que afectó a mi gusto con los hombres", bromea.

El proceso de recuperación de la primera operación fue "difícil, pero el segundo fue mucho más duro", asegura Clarke. "Pasé por un periodo de estar muy baja de ánimos, la verdad", argumenta. "Pero llegas al plató y tienes que interpretar a esa enorme mujer, y tienes que pasar a través del fuego. Creo que eso me salvó de darle vueltas a mi mortalidad".

Ahora la actriz afronta una nueva etapa. Ya afirma estar "totalmente fuera de peligro", y encara el final de la exitosa serie. "He vivido tantas cosas a lo largo de estos diez años de rodaje trabajando en la serie... No solo le digo adiós a un personaje, también le digo adiós a mi década de los veinte años", detalla. "Es tan emocionante como triste. Estoy deseando ver todo lo que llega en esta década. Literalmente, no puedo esperar", concluye.