+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FÓRMULA INGENIOSA

El espléndido desfile de Moschino con marionetas

Jeremy Scott prescindió de la pasarela, y presentó un vídeo para dar a conocer la colección Primavera/Verano 2021

 

Moschino presenta un desfile realizado a base de marionetas. - INSTAGRAM

EL PERIÓDICO
29/09/2020

Una vez más Moschino ha dejado boquiabierta a la industria de la moda con un cololosal desfile realizado a base de marionetas. Su director creativo Jeremy Scott prescindió de la pasarela, y presentó un vídeo de 7 minutos para dar a conocer la colección Primavera/Verano 2021 utilizando muñecos en vez de modelos de carne y hueso. Una forma ingeniosa para dar a conocer sus diseños en tiempos de pandemia.

La sorprendente cinta reproduce con todo lujo de detalles, incluso recordó al clásico desfile de alta costura del París de antaño. La colección, que se realizó primero en tamaño real, para después adaptarla a las figuras, consistió en ropa elegante y femenina con cantidad de recursos asimétricos conseguidos mediante telas y siluetas.

Además, Moschino sentó en la primera y única fila de su desfile a una de las máximas personalidades de la moda, Anna Wintour la editora jefa de la edición estadounidense de 'Vogue' con un vestido de 'animal print', zapatos rojos y, por supuesto, su emblemático corte de pelo y gafas de sol.

Además, el propio director creativo 'desfiló' agradeciendo los aplausos tras el desfile, con corona y una camiseta blanca con mensaje: 'No hablo italiano pero hablo Moschino'.

Ver esta publicación en Instagram

#moschino @itsjeremyscott #mfw

Una publicación compartida de Moschino (@moschino) el

Sobre la pasarela predominaron las costuras, corsés dorados, pinzas y ribetes, así como las cremalleras, los bolsillos con solapa y las enaguas de tul que se extienden más allá de los bajos de los vestidos. Prendas exageradas como un 'bustier 'superpuesto al vestido tubo, mientras que otros vestidos se abren como para mostrar los engranajes, luego se esconden detrás de volantes de tul.

Tampoco faltaron los rasgos distintivos de la casa, como la chaqueta de cuero, pero en la versión mini sobre el vestido largo rosa o incorporados en las propuestas de noche. Y como en un desfile de antaño, el clásico vestido de novia, bordado con flores, cerró la pasarela.