+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ÓBITO

Fallece a los 81 años Fernando Falcó, marqués de Cubas

Hace siete meses fallecía su hermano Carlos, marques de Griñón, por coronavirus

 

Fernando Falcó, marqués de Cubas, en la plaza de toros de Las Ventas. - EP

EL PERIÓDICO
20/10/2020

Fernando Falcó, marqués de Cubas, ha fallecido esta madrugada a los 81 años en el hospital de Madrid en el que estaba ingresado de gravedad desde el pasado jueves. Hasta el momento no ha transcendido las causas de la muerte

La muerte de Fernando supone un nuevo durísmo revés para la familia Falcó, tras el fallecimiento, hace siete meses por coronavirus, de su hermano mayor, Carlos, marques de Griñón a los 83 años. Además hace solo dos meses fallecía a los 56 años de manera repentina tras un infarto Jaime Hoyos de Carvajal, marido de su sobrina Xandra Falcó.

Nacido el 11 de mayo de 1939 en Sevilla, Fernando Falcó Fernández de Córdoba era hijo de Manuel Falcó y Escandón, duque de Montellano, y de Hilda Fernández de Córdoba y Mariátegui, marquesa de Mirabel, de quien heredó el marquesado de Cubas.

ABOGADO Y EMPRESARIO

Abogado de profesión, se licenció en Derecho en la Universidad de Valldolid, su actividad laboral se encamino al mundo de los negocios siendo presidente del consejo de administración de la sociedad René Barbier -filial del grupo Rumasa- y formó parte del Consejo de Administración de Vivendi Universal. También fue vicepresidente de Sogecable, de FCC Construcción, además de asesor de Citroën y miembro del consejo regional de Asepeyo.

Desde el 1990 se dedicó en exclusiva a la administración de la finca El Valero, que heredó tras la muerte de su hermana Rocío. Situada en el parque nacional de Monfragüe (Extremadura), es una gran reserva de caza de ciervo ibérico y en la que habían cazado en más de una ocasión el rey Juan Carlos I y la infanta Elena. Hace apenas un año, el marqués vendió la finca, por unos 20 millones de euros según algunas fuentes, ante la falta de interés por la propiedad de su hijo Álvaro.

PRESIDENTE DEL RACE

Gran aficionado a los automóviles, durante un tiempo fue director de la revista 'Autoclub' y de 1976 a el 2002 fue presidente del Real Automóvil Club de España (RACE), donde creó el servicio de Ayuda en Carretera. Dimitió de ese cargo en el 2002 y en el 2012 fue nombrado presidente de la Fundación RACE.

Su pasión por el mundo del motor le llevó a participar de muy joven en algunos ralys, en una época en que bien pocos tenían la oportunidad y los medios, pero tras la muerte de su hermano mayor Felipe en un accidente ocurrido en una de esas pruebas en 1962, Fernando abandonó definitivamente el automovilismo para centrarse en otra de sus grandes aficiones, la caza.

De perfil más discreto que el de su hermano Carlos, marqués de Griñón, casado con Isabel Preslye y padre de Tamara Falcó, Fernandó saltó a las portadasa de la revistas de papel 'couche' tras su boda en 1982 con una jovencísima Marta Chávarri de 22 años, bisnieta del conde de Romanones, a la que conoció cuando esta le solicitó ayuda para validar su permiso de conducir estadounidense. Tras siete años de convivencia, un hijo en común, Álvaro Falcó (1983), y varios escádalos de infidelidades que hicieron tambalear algún imperio ecónomico, el matrimonio se divorció.

SEGUNDA BODA

Tras la separación, el marqués de Cubas inició una relación con la empresaria y aristócrata Esther Koplowitz. La pareja se casó el 7 de junio de 2003 y el matrimonio hizo de la discreción su norma alejada del foco mediático. Instalados en un edificio de paseo de la Habana de Madrid, propiedad de Esther, la pareja puso fin a su matrimonio en el 2009, pero la buena relación entre ambos hizo que siguieran viviendo juntos.

Amigo intimo del rey emerito, vivieron y estudiaron juntos en la finca Las Jarillas junto a otros siete compañeros hijos de aristócratas y de la alta burgesía, en los últimos años la actividad pública de Falcó se limitó a eventos familiares, como bodas, y a la asistencia a espectáculos taurinos, de los que era gran aficionado. La última imagen pública del marqués fue hace unas semanas cuando junto a su sobrina Xandra, con la que fue a comer a un conocido restaurante madrileño.