+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EDICIÓN EEUU

Harry Styles, primer hombre en acaparar la portada de 'Vogue'

El 'ex' de One Direction luce vestidos y faldas en un reportaje donde se sincera sobre su infancia y habla de sus próximos proyectos en el cine

 

Harry Styles, primer hombre en copar en solitario la portada de ’Vogue’. - TWITTER / VOGUE MAGAZINE

LAURA ESTIRADO
16/11/2020

A la décima va la vencida. El cantante, modelo y actor Harry Styles puede lucir con orgullo la medalla de ser el primer hombre en protagonizar en solitario la portada de la edición norteamericana de 'Vogue'. A él va dedicada la primera plana y el reportaje central del próximo número de diciembre, que llegará a los quioscos en breve. Parece que después del 'mea culpa' por la poca diversidad racial en las páginas y en la plantilla de la famosa revista, su editora, la todopoderosa Anna Wintour, también ha querido hacer cambios en su portada dando cancha a iconos masculinos. Si el número anterior, el dedicado a Alexandria Ocasio-Cortez, trajo cola por salir a escasos días de las elecciones en EEUU y porque algunos no vieron bien que la joven congresista progresista se vistiera con modelos de miles de dólares, el nuevo número tendrá asegurado el aplauso por romper el techo de cristal de género que aún existía 'Vogue' , la biblia de la moda.

Es cierto que antes de Styles, al que ha fotografiado con diferentes vestidos de volantes y faldas de cuadros el gran maestro Tyler Mitchell -el mismo que sublimó a Ocasio-Cortez en noviembre, y que fue el autor de la sesión histórica con Beyoncé en el 2018-, no es el primer hombre que 'Vogue' lleva en portada, pero sí el primero que aparece completamente solo. Antes que él, aparecieron Richard Gere, George Clooney, Ben Affleck y Justin Bieber, entre otros, pero acompañados de sus parejas Cindy Crawford, Gisele Bündchen, Penélope Cruz y Hailey Bieber.

Todo un hito que da pie a una extensa conversación para conocer mejor y de primera mano al ex de 'One Direction', y en la que también participan algunas de sus personas más allegadas y que mejor lo conocen desde que no era tan conocido hasta la estrella de fama mundial que es hoy.

MEDITACIÓN Y ZUMOS

Por ejemplo, el cantante de 'Watermelon Sugar' cuenta que ahora se ha aficionado a la meditación y detalla también cómo se prepara para una sesión de fotos a base de zumos. Y es que el compositor británico, de 26 años, conoce bien de cerca el mundo de la moda. Desde hace siete años su estilista es Harry Lambert, artífice de lanzar su carrera como modelo e icono de la moda.

En la excéntrica sesión luce un vestido de volantes de Alessandro Michele -diseñador de Gucci y el creador de su 'look' en la cubierta de su último disco, 'Fine Line'-, abrigos de cortes imposibles de Maison Martin Margiela y otros más 'clásicos' de Martine Rose. También posa en el reportaje con una falda escocesa de Comme des Garçons Homme Plus y hasta con un impresionant conjunto victoriano con miriñaque y crinolina obra de Harris Reed.

EL NIÑO QUE AMABA DISFRAZARSE

Junto al prolífico artista aparece también su "hermana del mismo vientre", como él la llama, Gemma Styles, escritora y diseñadora de gafas. Es ella la que explica un detalle curioso a tener en cuenta en la biografía del cantante. "A mi madre nos encantaba disfrazarnos", relata. "Yo siempre lo odié, y a Harry siempre le gustó mucho. Nos hizo trajes de papel maché realmente elaborados, una taza gigante y luego pintó un atlas en ella, y ese era Harry siendo 'La Copa del Mundo'", recuerda Gemma, y él lo suscribe: "Definitivamente, me gustaban los disfraces". Y así fue como empezó a participar en obras de teatro en el colegio, y así fue como empezó a cantar.

La actuación siempre ha sido una forma de expresión fundamenal para Styles.

Por eso, entre sus últimos proyectos, tras el confinamiento, está su participación en el drama de época 'Don't Worry Darling', un 'thriller' en el que lo dirige Olivia Wilde y en el que comparte planos con Dakota Johnson y Florence Pugh.