+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

NUEVA VERTIENTE

Jaime Lorente se lanza a la música con 'El Cid' en capilla

El actor de 'La casa de papel' y 'Élite' debuta con la canción 'Corazón', su aventura "más honesta"

 

Jaime Lorente, actor y ahora cantante, posa en Madrid. - EFE

SILVIA GARCÍA HERRÁEZ / EFE
13/11/2020

Saltó a la fama vestido con un mono rojo y con el nombre de Denver. Triunfa en el teatro con el monólogo 'Matar cansa' y pronto le veremos encarnando al mismísimo Cid Campeador. Ahora, Jaime Lorente abre su 'Corazón' musical en una nueva aventura profesional que, asegura, "es la más honesta".

"Esta canción es un espejo donde la gente va a ver quién soy literalmente, van a conocer al Jaime Lorente que soy en realidad, por lo que abrirme en canal de esta manera significa mucho para mí", declara el actor, emocionado por su debut dentro de la industria musical con una canción disponible ya en todas las plataformas digitales.


Desde muy joven, Lorente (Murcia, 1991) se introdujo en el mundo de la música gracias a su hermano mayor, especialmente en el rap. Poco a poco y ya con un cierto conocimiento musical, empezó a componer canciones, a las que dota de un estilo particular: una simbiosis de rap y pop. "Siempre me ha gustado rapear, desde pequeño lo hacía, pero nunca me lo he tomado en serio hasta ahora. Yo creo el confinamiento ha sido el que me ha dado el empujón ha llevar más allá la música", afirma.

Pop-rap intenso

'Corazón' es el sencillo con el que el murciano ha decidido presentarse como músico y compositor: un tema de pop-rap intenso, en el que crea un personaje para desnudarle completamente. "Es un reflejo de mi vida. Hay una especie de encuentro donde me veo a mí mismo de pequeño y me pregunto '¿en qué me he convertido?'", añade. A esta canción como en los vinilos o cintas clásicas, le acompaña una 'cara B' a la altura: 'Acércate', que tiene una letra minimalista, íntima y certera, cantada con esa particular de pop intenso y moderno.

A pesar de que Lorente no quiere definirse como músico –"no me atrevo, me viene grande"- ha trabajado duro durante meses con el productor Pablo Gareta y algún músico de estudio, para desarrollar "sin presiones" un estilo artístico furiosamente personal. "Tengo suerte de haberme encontrado con Pablo, nos hemos hermanado y hemos trabajado juntos desde cero todo. La música es una prolongación de nuestra relación, por eso ha surgido de manera tan orgánica", explica.


Jaime Lorente, con algunos de sus compañeros de 'La casa de papel', en un acto promocional. / WIREIMAGE

Mientras, continúa la experimentación en el estudio para lo que será su primer EP –"quiero hacer algo más íntimo, más pequeño en el que vuelque todo lo que llevo dentro. No quiero hacer un disco de diez canciones como tal"- que espera publicar hacia primavera, y trabaja ya en la traslación al directo de su universo musical. "Cuando estemos preparados para ir con todo lo sacamos. Sin prisa, pero sin pausa, y es que, al final he encontrado en la música una forma de comunicarme muy especial y el cuerpo me pedía desarrollarla", confiesa.

El estreno de 'El Cid'

Ahora, el joven que saltó a la fama gracias a Denver en 'La casa de papel' y a Nano en 'Élite', se prepara para estrenar 'El Cid' (18 de diciembre en Amazon Prime), otra gran producción con la que pretende "mostrar y enseñar" al público quién fue ese héroe. "No he querido hacer nada que ya se conozca, porque cuando uno interpreta a un héroe todo el mundo tiene ya en su imaginario cómo debe ser, y eso es realmente un suicidio, hace que termines haciendo un estereotipo más dentro de los que ya hay. Por eso, he intentado hacer un tío de verdad, que sí, que se termina al final convirtiendo en El Cid, pero que al principio es un chaval normal. Por eso estoy deseando que salga, para que la gente descubra esa verdad", apunta feliz el actor.

A pesar de que este año para Lorente está cargado de "buenos proyectos" que están triunfando mucho, y espera que lo sigan haciendo otros futuros, el actor no se atreve a decir que este es su año: "El 2020 no puede ser el año de nadie, lo digo de corazón. Ha sido un año de mierda y por muchas cosas que yo haga positivas y que me beneficien no va cambiar el resto”, concluye.